México.- El Congreso de la Ciudad de México urgió al Gobierno Federal a extraditar desde Estados Unidos a Guadalupe Sánchez López, exlegisladora conocida como la “Chapodiputada” por mantener una relación sentimental con el narcotráficante Joaquín Guzmán Loera.

El Punto de Acuerdo aprobado fue promovido por el diputado panista Federico Döring Casar, quien anteriormente realizó una investigación al interior del PAN para determinar quiénes fueron los responsables de otorgar la candidatura a diputada al Congreso de Sinaloa a Sánchez López en el periodo 2013-2016.

No obstante, “se desconoce con certeza cuál es su situación jurídica, no se sabe si es testigo protegido y llegó a una negociación con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, (o) si todavía está pendiente de construir un acuerdo”, expuso.

“En cualquiera de los casos lo que ella puede negociar con el gobierno estadounidense es la información del delito que se le imputó a ella en Estados Unidos, que era el de conspirar para el trasiego e introducción de drogas” a ese país.

“Y puede colaborar con la justicia estadounidense en términos de la Ley RICO para el decomiso, de lo que aquí se conoce como extinción de dominio, de dinero ilícito de Joaquín Guzmán”, mencionó.

Döring Casar indicó sin embargo que Sánchez López debería responder ante la justicia mexicana por delitos cometidos en México.

El panista recordó que la “Chapodiputada” fue acusada por la Procuraduría General de la República por usurpación de identidad, cuando usó una credencial de elector falsa con el nombre de Devany Vianey Villatoro Pérez e ingresó al penal de máxima seguridad del Altiplano.

Agregó que no solamente Sánchez López tiene responsabilidad de la visita que hizo a Guzmán Loera, sino también el Juez de Distrito en materia administrativa que autorizó su ingreso al penal.