México.- Ante las irregularidades y falta de transparencia del alcalde Antonio Gaspar en la asignación del presupuesto de Egresos 2019 de Chilpancingo, regidores pidieron al Congreso local su intervención.

Los regidores de Morena que votaron en contra del presupuesto, Samir Ávila Bonilla, Lino Castillo, Guadalupe Almazán, Manuel Vargas e Itanduvi Villalba, y la regidora de Hacienda del PRD, Blanca Alicia Camacho, se reunieron ayer con el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, el morenista Antonio Helguera Jiménez.

Los regidores pidieron la intervención del Congreso para que se revise el tema de presupuesto de Egresos y las irregularidades que existen.

El Congreso informó que los regidores solicitaron a Helguera Jiménez su intervención para que el Poder Legislativo sea intermediario ante Gaspar Beltrán, para que se respeten sus derechos, atribuciones y competencia.

“El diputado manifestó que en el ámbito de su competencia se consensará con las comisiones pertinentes para determinar el procedimiento a seguir y darle solución a la problemática”.

Por separado, los regidores también se reunieron con el coordinador de la bancada del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, y el diputado de Morena, Luis Enrique Ríos Saucedo, a quienes también pidieron su intervención.

[caption id="attachment_308251" align="alignnone" width="1055"]Regidores 2 Regidores 2[/caption]

“Nuestro respaldo a los regidores de Morena en el municipio de Chilpancingo. Ellos nos representan dignamente en el Ayuntamiento. También el reconocimiento a los regidores que, aun no siendo de nuestro partido, dan luchas desde la dignidad y apegados a principios de democracia y transparencia”, escribió Ríos Saucedo.

Cesáreo Guzmán señaló que buscarían dialogar con Antonio Gaspar “conociendo su experiencia y oficio político, estoy seguro que pronto quedará superada esta diferencia al interior del Cabildo”, escribió en su Facebook.

El presupuesto de Egresos aprobado por los regidores del PRI, PRD y el alcalde es de 793 millones 852 mil 851 pesos, de los cuales 484 millones 175 mil 228 pesos, serán destinados al pago de la abultada nómina que rebasa los tres mil trabajadores.

Los regidores que votaron en contra denunciaron que existe irregularidades en la asignación del presupuesto.