Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, sostuvo que el Congreso del Estado no tomó las “previsiones correspondientes” para evitar que la sede legislativa fuera vandalizada por integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

En entrevista, catalogó cómo lamentable el incidente que protagonizó ayer el magisterio disidente y reveló sobre el inicio de las investigaciones que iniciaron por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Explicó que lo más delicado de los destrozos que ocasionó la CETEG es que el Congreso del Estado, en este caso la presidencia de la Mesa Directiva, no haya tomado las medidas para evitarlo.

El mandatario precisó que no será con este tipo de acciones, que representan daños a la propiedad pública, como se va a modificar la legislación en materia educativa.

Ayer, como parte de su movilización por la abrogación de la reforma educativa, el magisterio ingresó de forma violenta a la sede del Poder Legislativo local, y realizó diversos destrozos en oficinas, equipo de cómputo y mobiliario.