Chilpancingo, Guerrero.- El Congreso local seguirá abierto al pueblo, pero se tomarán medidas de seguridad para evitar hechos como el de la irrupción del jueves por maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), cuyos integrantes destruyeron oficinas, informó el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez.

Helguera Jiménez dijo que es el gobierno del estado quien debe tomar cartas en el asunto y garantizar la seguridad ante la advertencia de la CETEG de más movilizaciones y no esperar a que el Poder Legislativo haga una petición.

Entrevistado esta tarde en el Congreso, Helguera Jiménez informó que hasta el momento los daños ocasionados por el magisterio ascienden a 1 millón 500 mil pesos, pero la cifra podría incrementar porque se continúa con el recuento de los daños.

“No porque haya pasado esto (la irrupción de los maestros) se cierra el Congreso. Nosotros tenemos que ir con el pueblo. Tenemos que ir valorando para que no sigan pasando estos hechos, para ir cerrando algunas cosas que están propiciando esto. No cerrar la comunicación (con el magisterio), pero sí ir estableciendo medidas que impidan que se den hechos como el del jueves, porque es el patrimonio del pueblo, lo tenemos que cuidar”, comentó.

No esperan más irrupciones

El diputado dijo que no se esperaban la reacción violenta de la CETEG el pasado jueves, luego que semanas antes se le permitió que emitieran una postura en tribuna en relación con la reforma educativa que aún se discute a nivel federal.

“Ustedes tratan bien a alguien, en este caso a la CETEG y después te dicen que viene la misma CETEG ¿Qué se espera entonces? Se espera que den un posicionamiento y se retiren porque saben que los está recibiendo una fracción que tiene simpatía (…) A lo mejor pequé de ingenuo, pero tenía elementos para hacerlo, no esperamos esa reacción, cuando salimos y vimos el ánimo de los maestros nos sorprendió”, dijo.

Se le preguntó si dentro de las medidas de seguridad pedirán el resguardo de policías antimotines en el Congreso, Helguera Jiménez dijo que si sucede algún conflicto adentro del inmueble quien está obligada a pedir auxilio a las autoridades es la presidenta de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra, como lo marca la ley.

Nadie quiere asumir la responsabilidad de aplicar la ley a los maestros

Pero, “lo que sucede allá fuera con las organizaciones, ahí existe un Poder (Ejecutivo) que tiene los elementos para monitorear, para saber con qué intención vienen los inconformes y que tiene a su servicio la fuerza pública. La Constitución establece que la fuerza pública es para establecer el orden y para resguarde los bienes de la nación, este Congreso local, hasta las escrituras están a nombre del gobierno del estado”.

El también coordinador de la bancada de Morena dijo que el gobierno del estado no debe esperar una petición para resguardar el Congreso y son las autoridades quienes conocen lo que sucede afuera y el ánimo en el que se realizan las movilizaciones. “Nosotros no podemos tener un monitoreo”.

“Como Poder Legislativo debemos de tener condiciones de tranquilidad y armonía adentro, no podemos estar trabajando en condiciones de amenazas”, comentó.

Ante la advertencia de la CETEG de más movilizaciones en contra de la Reforma Educativa, el diputado dijo que el gobierno del estado debe tener un escenario de los hechos que pudieran registrarse “y deben de prever una fuerza que inhiba no que reprima, porque nosotros no vamos a reprimir al pueblo”.

Este lunes la presidenta de la Mesa Directiva ratificaría la denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) contra la CETEG por los daños ocasionados el jueves, dijo Helguera Jiménez.