Chilpancingo, Guerrero.- El Congreso local exhortó al gobernador Héctor Astudillo Flores y a la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo para que se coordinen “y puedan llevar a cabo de una vez por todas” la correcta planificación del Acamoto, que se realizará en la tercera semana de mayo.

El punto de acuerdo fue presentado por el diputado de Movimiento Ciudadano (MC) Arturo López Sugía quien criticó que las últimas ediciones del Acamato ha dejado estragos que van desde el ensuciamiento de calles, muertes ocurridas en el evento, relaciones sexuales en plena vía pública, riñas provocadas por el alcoholismo, asalto a tiendas, lesiones, exposiciones públicas de mujeres y atropellos.

López Sugía dijo que el Acamoto no solo perturba el orden público de los acapulqueños “que de por sí ya están bien amedrentados con la delincuencia en la que estamos sumergidos, sino que también le sumamos clavos al ataúd con más muertes, más violencia y más falta a la moral”.

“Somos nota nacional y no en lo que deberíamos, año con año los principales periódicos nacionales han dedicado artículos al mal manejo del Acamoto. La mala organización y la desatención por parte del gobierno son los principales responsables de que un evento que bien podría ser benéfico se transforme en la atrocidad con la que ahora nos vemos obligados a convivir cada año”, consideró.

El diputado dijo que con el Acamoto la ciudad se paraliza, el evento se celebra en Condesa, lo cual provoca el ahorcamiento de la principal arteria vial del puerto, la Costera Miguel Alemán.

“Al tráfico se atrofia obligando a los acapulqueños a buscar vías alternas, aunado a que el principal sector turístico de Acapulco debería de ser un ambiente total y completamente familiar, cómo es posible que en un lugar donde pasean niños, adultos y familias enteras, sea testigo de actos tan contrarios a la moral, inaudito”, dijo.

La propuesta del diputado fue aprobada por unanimidad de los diputados asistentes a la sesión.