México.- Diputados federales de la 64 Legislatura pagaron casi un millón de pesos a cada uno de sus funcionarios de alto nivel para poder someterlos a las políticas de austeridad que ha emprendido el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y reducirles el sueldo para que no ganen más que el Presidente.

Desde el 1 de enero de este año, la Cámara de Diputados emprendió una retabulación (reducción del sueldo) a 23 mandos superiores, en lo que tuvo que gastar más de 9 millones de pesos.

De acuerdo con una solicitud de información, José Alfredo López Mejía, enlace de Transparencia de la Cámara de Diputados, reconoció que se le tuvo que otorgar una “indemnización” al personal de Mando y Homólogos para “ajustar” el tabulador de sueldos.

“Se presenta el listado que incluye importe por única vez de indemnización para el personal de Mando y Homólogos por ajuste al tabulador de sueldos, con motivo de la reducción de salarios de que fueron objeto a partir del 1 de enero de 2019”, describe la respuesta a la solicitud.

Se informó que esta reducción en los salarios no afectó su relación laboral, es decir, continúan con su empleo y conservan su antigüedad, “por lo que no hubo despidos por la aplicación de esta medida”.

Compensaciones extraordinarias. Para esta “compensación extraordinaria”, la Cámara de Diputados desembolsó en total 9 millones 180 mil 793 pesos para reducirles el sueldo a 23 funcionarios.

La compensación más alta fue de 849 mil 818 pesos, dicha cantidad es el importe en bruto, de acuerdo con la información obtenida; sin embargo, hay otros tres funcionarios de alto nivel que recibieron “indemnizaciones” por más de 700 mil pesos cada uno.

El segundo pago más alto fue de más de 780 mil 475 pesos; le sigue otro de 740 mil 446 pesos y otro por 705 mil 780 pesos.

La lista continúa con dos funcionarios que recibieron más de 600 mil pesos, el primero con 665 mil 600 pesos y otro con 645 mil 433 pesos.

Además, hay otros tres mandos que recibieron más de 400 mil pesos: se les otorgaron cantidades por 472 mil 739 pesos, 460 mil 565 pesos y 422 mil 813 pesos.

La indemnización más baja fue de 126 mil pesos, pero hay otros servidores públicos que recibieron entre 180 mil y 369 mil 549 pesos.