Chilpancingo, Guerrero.- Diputados de la Comisión Permanente del Congreso local, guardaron un minuto de silencio por el asesinato de la excandidata a diputada local por el distrito 25 de Chilapa, Bertha Silva Díaz, quien compitió en la elección de 2018 por la coalición Juntos Haremos Historia, conformada por Morena y el Partido Encuentro Social (PES).

En la sesión de este miércoles, el diputado de Morena Arturo Martínez Núñez, quien propuso el minuto de silencio, dijo que la muerte de Silva Díaz “no puede verse con la simpleza de señalarlo como un caso aislado, producto de la violencia común pues se trataba de un personaje activo en la política del estado”.

Y recordó el asesinato de las aspirantes del mismo distrito en el proceso electoral del 2018, Antonia Jaimes Moctezuma del PRD y Dulce Rebaja Pedro del PRI.

“Estamos hablando de un asesinato más en una región violentada permanentemente por la presencia de organizaciones delictivas que han generado no solo un clima de zozobra y muerte, sino también el desplazamiento forzado de incontables familias de sus propias comunidades”, dijo.

El diputado sostuvo que no se puede seguir en la dinámica de la contemplación del comportamiento de la incidencia delictiva en el estado, viendo mes a mes como suben o bajan las estadísticas, en relación con los últimos datos dados a conocer por las autoridades estatales en las que destacan que el número de homicidios había disminuido y la entidad salió de los cinco más violentos.

“Lo que necesitamos es evaluar si las acciones de los tres órdenes de gobierno han tenido impacto en el desmantelamiento de las estructuras delictivas: el tráfico de armas; los mecanismos y procedimientos de lavado de dinero; la producción, procesamiento y transporte de estupefacientes; estructuras de extorsión, tráfico y trata de personas, vinculadas a la prostitución y tráfico de órganos; combate a la corrupción; fortalecimiento de las instancias y cuerpos policiales”, pidió.

Arturo Martínez se refirió a las comparecencias de la semana pasada ante comisiones unidas de los alcaldes de Chilapa, Iguala y Taxco en la que se dio cuenta “de la inexistencia de una estrategia de vinculación o coordinación entre sí y con los otros órdenes de gobierno”.

El morenista propuso revisar el papel y el desempeño de la procuración de justicia en Guerrero; incluso, la revisión de su marco legal y la estructuración de sus funciones y facultades. “De nada servirán los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno si la impunidad prevalece como garantía y protección de la delincuencia”.

Y advirtió que no será la Guardia Nacional quien venga a solucionar el problema de violencia; “lo que no hagamos los gobiernos locales, no lo va a venir a solucionar ninguna Guardia Nacional”.