La alcaldesa de Florencio Villareal, municipio de la Costa Chica del estado, Emisel Liosiol Molina González, será llamada a comparecer por la Comisión Instructora del Congreso local por la revocación de mandato que interpusieron cuatro regidores, denuncia que será ratificada el próximo lunes.

 El presidente de esa Comisión, Iván Pachuca Domínguez, explicó que el pasado martes les fue turnada la demanda de revocación de mandato que interpusieron los regidores: Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza).

La demanda se sustenta en que la presidenta municipal no ha pagado salarios desde diciembre pasado, a pesar de que existe una resolución del Tribunal Electoral del Estado que ordena la remuneración de los pagos no realizados.

Además, la alcaldesa de Florencio Villareal fue acusada de nepotismo.

 Pachuca Domínguez abundó que los regidores demandantes presentaron pruebas como las listas de nómina en donde se refleja la ausencia del pago correspondiente, y actas de nacimiento de supuestos familiares de la presidenta municipal que laboran en el ayuntamiento.

La Comisión instructora sesionó este jueves, y determinó  que los regidores demandantes tendrán que presentarse el próximo lunes a ratificar la denuncia en contra de la alcaldesa, aunque aclaró que, como la medida legal fue interpuesta en conjunto, con la ratificación de uno de los cuatro regidores continuaría el proceso; en este sentido, y una vez ratificada la denuncia, la presidenta municipal seria citada a comparecer.

El diputado panista explicó que existen dos posibilidades: que una vez ratificada la denuncia se continúe el proceso de la demanda de revocación de mandato y se cite a comparecer a la alcaldesa, o que, ninguno de los cuatro regidores inconformes no se presenten a ratificar el próximo lunes, y con ello se daría por terminado la demanda en el Congreso, “al interpretarse que no les interesó”.

“La idea de los integrantes de la Comisión es conciliar, que lleguen a un acuerdo, pero si no, se le va a seguir el juicio, a donde pare (…) es un tema laboral, pero ya cayó aquí en el Congreso y la vamos a mandar a comparecer”, advirtió.