Chilpancingo, Guerrero.- El secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame, reveló que el Congreso del Estado no solicitó al Poder Ejecutivo el uso de la fuerza pública para frenar las protestas radicales de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG).

Señaló que la Policía Estatal no acudió al Congreso del Estado durante los destrozos del pasado jueves, porque la presidencia de la Mesa Directiva, no envió ningún escrito solicitando la presencia de elementos para disuadir las protestas.

Por el contrario, luego de la irrupción de los maestros a la sede del Poder Legislativo, dos diputados locales habrían solicitado la presencia de uniformados.

“Nosotros no podemos interferir en la soberanía de un poder público, tiene que ser expresa solicitud de ellos”, refirió Salazar Adame, al finalizar la toma de protesta del Servicio Militar Nacional y la conmemoración del 157 Aniversario de la Batalla de Puebla.

El gobernador Héctor Astudillo Flores señaló el jueves, que el Congreso del Estado no tomó las “previsiones correspondientes” para hacer frente a protestas del magisterio disidente, la cual según el mandatario “se veía venir”.