México.- Esta es una época donde la vida de las personas es cada vez más pública. Prácticamente a diario surge una nueva red social, es decir, una nueva forma de compartir detalles de nuestra vida, y eso ha cambiado también la cultura y la forma en la que nos comunicamos.

Una de las ventajas, o desventajas, depende el cristal con que se mire, de la época, es que, como nunca, tenemos acceso a las vidas de personas a las que antes era imposible seguir. Uno de los ejemplos más claros son los artistas. Pero otro es el de los hijos e hijas de los ex presidentes mexicanos, que suelen revelar, a veces sin querer, la vida que tienen.

Muchos de ellos eligen mostrar sus viajes, sus fiestas, sus lujos. Otros son más discretos. Pero, casi sin falta, todos ellos usan redes sociales, lo que permite tener una ventana al mundo donde se criaron y donde viven.

Los Peña

Siguiendo el ejemplo de su padre, el ex presidente Enrique Peña Nieto, que gobernó el país entre 2012 y 2018, quien desde su retiro se ha mostrado en diversos lugares del continente europeo y en Estados Unidos junto a su novia la modelo Tania Ruiz, los Peña Pretelini también suelen ser muy abiertos en sus redes sociales en ese sentido.

La que tiene el perfil más popular es Paulina Peña Pretelini. En su instagram, la muchacha acumula poco más de 156.000 seguidores, donde sobre todo comparte tips de arreglo personal en sus stories, además de haberse enfocado en convertirse en una influencer de modas desde finales de junio.

https://www.instagram.com/p/BuSiIOun3mg/?utm_source=ig_embed

La mayor de los hijos del ex mandatario también suele presumir su relación con Fernando Tena, hijo del entrenador de fútbol Luis Fernando Tena, famoso en el fútbol mexicano por haber conseguido la única medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. Por ejemplo, la última foto de la pareja es de hace apenas cuatro días, donde ambos aparecen muy cariñosos afuera del Museo de Louvre, en París.

https://www.instagram.com/p/B2m9eu1HjYd/?utm_source=ig_embed&utm_campaign=dlfix

Nicole Peña, por su parte, gusta de subir fotos de fiestas, donde aparece siempre de vestido y con sus amigas y su novio. Además, suele subir fotos en playas, donde sobresalen los paisajes paradisíacos y las albercas infinitas.

https://www.instagram.com/p/B0RQ8YnHQ1-/

Alejandro Peña es quizá el más activo. Fotos en el Gran Premio de Fórmula 1 celebrado en la Ciudad de México, en la nieve esquiando en un país lejano, jugando golf durante el verano y paseándose por las calles de Nueva York, así como fotos con su padre, y demás personalidades que conoció durante el sexenio de Peña Nieto, como Leonardo Di Caprio, que visitó México durante la emergencia de la vaquita marina.

Luis Felipe Calderón

Luis Felipe, hijo de Felipe Calderón Hinojosa, que gobernó a México entre 2006 y 2012, es el más activo de sus redes sociales de dicha familia presidencial. Su última foto, a principios de julio, muestra el acceso que tiene: se encuentra festejando la consecución de la Copa Oro en los vestuarios de la selección mexicana de fútbol.

Calderón Zavala es gran aficionado al fútbol y sobre todo al “Tri”, ya que varias de sus fotos muestran su viaje durante el Mundial de Rusia para ver al seleccionado azteca, además de sus fotos junto a Cristiano Ronaldo y el delantero brasileño Ronaldo Nazário.

https://www.instagram.com/p/BlDrspTFyky/

El joven también suele recordar en algunas publicaciones su época en Los Pinos, hasta el año pasado la residencia oficial del presidente mexicano y su familia. En una foto, mostró como, cuando era todavía un niño, abrazó al entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante una visita.

A Luis Felipe le gusta subir además fotos de sus recurrentes visitas a la playa, e incluso se muestra como un entusiasta del buceo y del ciclismo, ya que ha enseñado en diferentes ocasiones cómo práctica ambas actividades.

Los Zedillo

Los Zedillo son los más discretos. Emiliano, por ejemplo, tiene su cuenta privada y no suele aceptar solicitudes de extraños. Sin embargo, el pasado 7 de septiembre, compartió una imagen en la que se le ve en compañía de su padre y su hijo. La familia aparece disfrutando de un día al aire libre rodando en bicicleta, el deporte favorito del ex presidente y de sus hijos, que suelen publicar fotografías familiares de ese tipo.

De entre los hijos del ex presidente Zedillo, el que mantiene el perfil más bajo, incluso contando al resto de los hijos e hijas de ex mandatarios mexicanos de la era moderna, es Rodrigo Zedillo, que se dedica a la música, suele usar sus redes sociales para mostrar una vida discreta, con ciertos lujos, pero sin los excesos que otros de sus pares no dudan en presumir.

Carlos Zedillo, por su parte, también es discreto en Instagram, donde sobre todo comparte imágenes e ideas sobre su proyecto de rescate de abejas, especie que se ha visto en problemas, sobre todo en México, a pesar de ser un animal crucial en la polinización de las plantas. Sin embargo, sí presumió su boda, a través de la cuenta del fotógrafo oficial del evento, Fernando Marroquín.

Emiliano Salinas

Cecilia y Emiliano Salinas, hijos del expresidente Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), fueron acusados de ser parte de la secta sexual NXIVM, cuyo líder, Keith Raniere, fue declarado culpable de todos los cargos. El fundador de la organización de autoayuda enfrentaba cargos de crimen organizado, conspiración para cometer fraude electrónico, tráfico sexual, abuso de menores y suplantación de identidad.

A diferencia de Ana Cristina Fox, hija de Vicente Fox Quesada (2000-2006), ellos sí fueron confirmados como miembros activos de la organización. Incluso aparecieron en un video bailando en el cumpleaños de Raniere. En el clip portaban playeras color verde, lo que indicaba que tenían un nivel alto en la organización.

Emiliano Salinas era el líder de ESP, la filial mexicana de la secta. Dijo que al enterarse de los abusos que se cometían dejó de relacionarse con el grupo. Sin embargo, declaraciones de víctimas y testigos de las violaciones lo mencionan como alguien muy cercano a Ranier. Además, ha sido señalado como el responsable de convencer a personas, quienes después fueron violentadas, de unirse a la secta.