México.- De 1960 a 2019, las actividades de Petróleos Mexicanos (Pemex) han significado la generación de cerca de 24 mil millones de toneladas de dióxido de carbono, según un estudio presentado este martes por CartoCrítica y la Alianza Mexicana contra el Fracking.

Cuatro campos de la petrolera nacional concentran la mayor cantidad de emisiones: Akal, Ku, Abktaún y Samaria, en ese mismo orden.

El campo Akal, en aguas someras de Campeche, concentra el 26.9 por ciento de las emisiones totales de la petrolera; Ku, que forma parte del activo Ku Maloob Zaap, el 5.8 por ciento; Abktaún y Samaria participan con el 4.7 y 3.8, respectivamente.

Las emisiones de dióxido de carbono por parte de la petrolera provienen del 91 por ciento de sus actividades de procesamiento y combustión de hidrocarburos, y en 9 por ciento de lo referente a la extracción en campos petroleros.

La organización realizó este estudio con la metodología Climate Accountability Institute para calcular las emisiones potenciales de la producción acumulada de cada campo petrolero en los últimos 59 años, así como las emisiones potenciales de cada uno.

Pemex, de acuerdo con datos de la organización, es la novena petrolera más contaminante a nivel mundial.