El consejero del Poder Judicial de Guerrero, Francisco Espinoza Grado atribuyó a un "error de dedo" la alteración de dos documentos que supuestamente avalarían su permanencia en el cargo durante cinco años.

Se tuvo acceso a su declaración ante el Ministerio Público del pasado cuatro de abril, derivada de las investigaciones que inició la Fiscalía General del Estado (FGE) por el delito de falsificación de un nombramiento firmado por  el exgobernador, Ángel Aguirre Rivero y su exsecretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo.

Ahí, el funcionario reiteró que el exgobernador le entregó un nombramiento, a pesar de que tanto el Congreso de Guerrero como la dirección de Asuntos Jurídicos del gobierno del estado han negado que estos documentos oficiales existan.

El propio Congreso local ha indicado que el plazo para el que Espinoza Grado fue designado vencía en septiembre del 2015.

“Seguramente existió un error secretarial, entre este documento y el que yo recibí por parte del Ejecutivo, ya que es de concluirse que (se hizo) antes de que el suscrito (Espinoza Grado) fuera notificado de mi nombramiento como consejero de la Judicatura”, declaró ante el MP.

Añadió que “seguramente se percataron que no tenía temporalidad, por lo que al corregirlo para que se llevará a cabo a temporalidad correcta, que es de cinco años, por error secretarial involuntario no se corrigió la copia que firmé de recibido y es por ello la inexistencia de dos documentos”, argumentó.

Espinoza Grado y otros funcionarios son investigados por la Fiscalía debido a una denuncia que presentó Agustín Lara Muñiz, a quien el Congreso del Estado designó como consejero del Poder Judicial de Guerrero, pues el plazo de Francisco vencía desde septiembre de 2015.

Sin embargo, un juzgado federal con sede en Chilpancingo le concedió un amparo a Espinoza Grado tomando como prueba un supuesto nombramiento firmado por Aguirre Rivero y Martínez Garnelo, que habría sido alterado para incluir que el periodo para el cuál fue designado era por un plazo de cinco años.

El pleno del Tribunal Superior de Justicia integró una comisión d para investigar la permanencia en su cargo del consejero a quien se relaciona políticamente con el magistrado, Jesús Martínez Garnelo.

El organismo debió de haber concluido sus trabajos de investigación interna desde hace dos semanas, pero a la fecha no ha fijado postura al respecto.