El primer ministro griego Alexis Tsipras consideró “positiva” la cumbre que mantuvo hoy con los gobernantes de la zona euro, que concluyó con un ultimátum a su país para que proponga nuevas reformas antes del jueves para evitar su salida del área.

Tsipras afirmó que expuso a sus homólogos de los países que forman parte de la unidad monetaria un nuevo plan, basado en la propuesta que estaba sobre la mesa antes del referéndum del domingo pasado.

Consideró que se trata de reformas “creíbles para obtener una promesa de financiación adecuada”, en el marco de un acuerdo “socialmente justo y económicamente viable”.

“Habrá un proceso acelerado, que empezará en las próximas horas, con el objetivo de alcanzar un acuerdo hasta el final de la semana”, dijo.

“Me alegra decir que mis homólogos confirmaron que se trata de una cuestión europea, no sólo griega”, añadió.

Tsipras comparecerá mañana miércoles ante el pleno del Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia, para explicar su posición en las negociaciones.

El domingo pasado, 61.31 por ciento de los griegos rechazó mediante un referéndum las exigencias de austeridad de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional a cambio de ayuda financiera que el país necesita.

Notimex