La Procuraduría General de la República (PGR) ejerció acción penal contra siete servidores públicos presuntamente relacionados con la fuga del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera del penal federal del Altiplano, el pasado sábado.

En contra de los siete implicados, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) libró y cumplimentó las respectivas órdenes de aprehensión, detalló la dependencia en un comunicado.

Los funcionarios son probables responsables del delito de Evasión de Presos en la hipótesis de cuando el detenido está siendo procesado por delitos contra la salud.

Los consignados serán recluidos en el Centro Federal de Readaptación Social Número 12, situado en Guanajuato, donde serán puestos a disposición del Juzgado Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con sede en Toluca.

El Ministerio Púbico de la Federación continúa con la investigación, en la que actuará contra todas aquellas personas, sean o no servidores públicos, que participaron, de cualquier forma, en los hechos del pasado 11 de julio, puntualizó la PGR.

Notimex