Chilpancingo, Guerrero.- A un año de iniciada la obra de introducción de agua potable en el poblado de Tulimán, municipio de Huitzuco, la empresa constructora contratada por la Comisión Estatal para la Atención de los Pueblos Indígenas (CDI), abandonó las actividades.

En conferencia de prensa, habitantes del poblado dieron a conocer que hace un par de días, tras el recorrido por la obra, en el que exhibieron la mala calidad, la empresa Arqui-Ingeniería Consustento Galán S.A, encargada de ejecutar el proyecto, comenzó el retiro de material y vehículos.

La obra -autorizada en abril del 2016 por la CDI- tuvo una inversión de 22 millones de pesos, y tuvo que haber sido entregada, de acuerdo al proyecto, en octubre pasado, lo cual no ha ocurrido.

"La obra está en malas condiciones, los depósitos de agua no tienen agua y pueden fracturarse. Estamos alarmados por que sí queremos una obra pero de calidad", señaló Eudocio Montes Alcaráz, habitante de la localidad.

La obra consiste en un conexión de 19.6 kilómetros de tubería desde la localidad hasta el río Balsas, a lo largo del trayecto se tienen tres tanques captadores y a la orilla del río tendrían que haber vasos para filtrar  vital líquido.

No obstante lo único que se ha realizado a lo largo de un año, es la conexión de tuberías y construcción de tanques, "los vasos no existen porque al final la empresa dijo que se recortó el presupuesto".

Desde el inicio de dicha obra, la localidad ha pedido por escrito la ficha técnica de la obra en Tulimán, documento que no ha hecho público ni la empresa ni CDI.

A inicios del mes de abril, la empresa comenzó a presionar al comité de agua del poblado para firmar como "recibida" la obra lo cual han rechazado y aun así se dio por finalizada la construcción.

Ante la situación, alentaron que esta tarde la comunidad se reunirá en asamblea para determinar las acciones a seguir para demandar