México.- Dos albañiles no llegaron a sus casas por varios días, por lo que sus familias comenzaron a buscarlos y los encontraron en la construcción en Coyoacán en la que trabajaban ¡muertos!

La obra ubicada en el cruce de la avenida Miguel Ángel de Quevedo y Virginia, en la colonia Parque San Andrés, fue clausurada y la Procuraduría General de Justicia abrió la carpeta de investigación CI-FCY/COY-2/UI-2 C/D/1615/09-2018, por homicidio culposo por otras causas.

Los trabajadores cayeron de un andamio de la obra.

Sus familiares intentaron ingresar al lugar, pero los guardias de seguridad se los impidieron, por lo que se solicitó la intervención de la Policía capitalina, a quienes también les negaron el acceso.

Entonces, señala el mencionado rotativo, se pidió el apoyo a la Policía de Investigación, quien al ingresar al inmueble hallaron un cuerpo con el andamio encima y a unos metros de distancia, otro cuerpo. 

Debido a que tanto los dos muertos como un herido fueron ocultados, dos elementos de seguridad y un paramédico, fueron detenidos.

En un recorrido realizado se pudo observar afuera del inmueble los sellos de suspensión y policías de la Secretaría de Seguridad Pública custodiando el predio.

En tanto, los vecinos explican que ayer por la mañana todos los trabajadores llegaron, pero se les informó que no trabajarían porque la obra estaría cerrada hasta nuevo aviso. Según versiones de franeleros de la zona, una de las víctimas era originaria de Sonora.

La PGJ envió los cuerpos al Instituto de Ciencias Forenses para que se les practique la necropsia de ley y se determine la causa de muerte.

Sin embargo, trascendió que murieron por estallamiento de vísceras y traumatismo craneoencefálico.