Acapulco, Guerrero.- La delegación en Guerrero de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), entregó en donación mil despensas, paquetes con alimentos y artículos higiénicos de primera necesidad al ayuntamiento de Acapulco que fue recibido la presidenta municipal Adela Román Ocampo.

La entrega de las despensas fue realizada por José Alberto Díaz Servín, presidente de la CMIC-Guerrero, en breve acto protocolario realizado bajo estrictas medidas de prevención y sana distancia, entre los constructores y funcionarios que estuvieron presentes en el estacionamiento del Palacio Municipal de Papagayo, donde los empresarios expresaron su compromiso social.

Por su parte la alcaldesa Román Ocampo expresó su agradecimiento con la CMIC por la donación de las despensas en solidaridad con los acapulqueños, acción que “es de gran apoyo para el programa alimentario que hemos implementado ante esta contingencia del COVID-19, les agradezco muchísimo”, dijo. Y reconoció a todas las organizaciones solidarias y generosas que muestran calidez y amor por su gente.

Cabe señalar que los constructores de Acapulco son una de los grupos de interés que más beneficios recibe de la relación con los gobiernos municipales debido al contante cabildeo que realizan de la obra pública, un negocio donde históricamente se reparten sobornos y moches.