México.- Dulce María Sauri, diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y vicepresidenta de la Cámara de Diputados, señaló que la consulta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador sobre el Tren Maya no cumplió con la normatividad aprobada por el Congreso para el mecanismo.

La legisladora por Yucatán aseguró que la consulta no cuenta con el aval de una metodología ni con la legalidad que la norma establece.

“El Tren Maya no es un proyecto rentable, no existe un estudio de factibilidad económica que lo avale y tampoco se conoce el plan de financiamiento, que indique de dónde van a salir los fondos para su construcción y operación", advirtió la diputada.

La vicepresidenta de la Cámara Baja aseguró que los proyectos como la Refinería de Dos Bocas, el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya, son una aspiradora de recursos.