México.- Según datos del Consejo Nacional para la Prevención de Adicciones (CONADIC), México se encuentra entre los primeros países en materia de consumo de marihuana. En este sentido, Brightfield Group reveló, los productos con CBD y el autocultivo podrían dominar la industria cannábica en próximos años.

Contextualizando, en el año 2000 el 24 por ciento de las personas mayores de 15 años consumían tabaco, por otro lado, el 2.5 por ciento consumía marihuana. En 2011, el consumo de tabaco se redujo al 16.6 por ciento, y el consumo de marihuana incrementó a más del doble, con 6 por ciento del total. En este sentido, en 2016 el consumo de tabaco se redujo al 14 por ciento de la población, representando alrededor de 12.5 millones de personas; y el de marihuana incrementó al 8.6 por ciento, equivalente a 8.2 millones de personas.

Entrando en el tema: CBD y Cannabis en Latinoamérica, análisis desarrollado por Brightfield Group, detalla, de ser propicias las condiciones en el mercado mexicano en materia de regulación y legalización, para 2023 la industria cannábica legal podría generar ganancias de 258 millones de dólares. Igualmente, la empresa mexicana CBD Life, popular por comercializar productos a base de cannabidiol en México calcula, el mercado mexicano podría alcanzar ventas por 150 mil millones de dólares para 2023.

De esta manera, el estudio arrojó, el uso del CBD domina el mercado cannábico latinoamericano, lo cual da oportunidades en función de exportación de productos crudos y una mínima cantidad de importaciones farmacéuticas. De acuerdo con la consultora, la importación de productos con CBD fijó sus pasos de éxito en México a razón de la venta de suplementos como RSHO-X Real Scientific Hemp Oil, comercializado por Medical Marijuana Inc.

Los tratamientos de cannabis medicinal aumentaron en toda la región de América Latina, según datos del estudio, debido al patrocinio de compañías extranjeras que buscan entrar al mercado y a grupos de activistas procannabis. En este sentido, lo que se busca es presionar por la implantación de una regulación en función de accesibilidad al mercado y oportunidades emergentes para el comercio de productos con CBD y el autocultivo.

"La apertura del mercado minorista a productos con menos del 1 por ciento de THC ha creado oportunidades para las ventas minoristas de productos de CBD, y varias licencias para la comercialización de dichos productos, que van desde tinturas, pasando por cápsulas, hasta tópicos; productos que están a la espera de aprobación para su importación" detalla el estudio.

Asimismo, la firma aseveró, de no establecerse un precio de manera adecuada, podría traer desventajas económicas, pues el cannabis en México se encuentra fácilmente para el autocultivo o puede ser adquirido por menor precio en el comercio informal. En este sentido, no solo es necesaria la despenalización de la marihuana, sino se necesita una regulación en función de abrir camino a la industria cannábica en México.