Chilpancingo, Guerrero.- La Secretaría de Salud de Chilpancingo informó que durante la contingencia ambiental en la capital, fueron atendidas más de 500 personas que presentaron problemas respiratorios y oculares.

El secretario de Salud Municipal, Abraham Jiménez Montiel refirió que derivado de una intervención a tiempo de la dependencia, se pudo prevenir un brote de conjuntivitis en la comunidad de El Calvario.

Vía telefónica, manifestó que cerca de 500 personas, de los poblados de San Vicente, Coapango, Amojileca y Huacalapa, recibieron atención médica al presentar síntomas atribuidos al humo de incendios forestales.

Sin embargo, señaló que en la mayoría de los casos se diagnosticó dolor de garganta e irritación en ojos, y solo en 20 asuntos, se trató de trastornos oftálmicos como Conjuntivitis Mixta.

Este lunes, la ciudad amaneció con una ligera capa de humo, aún cuando de acuerdo con con el monitoreo de incendios forestales de la Secretaría de Protección Civil, ningún siniestro se encontraba activo en la capital.

Jiménez Montiel aseguró que el aire en la ciudad se encontraba un 80 por ciento limpio,, sin embargo, se mantenían activas las medidas de contención correspondientes para salvaguardar la integridad de la ciudadanía.

Indicó que en la presente temporada de calor y de incendios forestales, las enfermedades más habituales entre la población, son Conjuntivitis, Retinitis, Laringitis y problemas respiratorios en personas asmáticas.

En Chilpancingo, se tiene el registro de que unos 40 personas, presentaron síntomas de problemas respiratorios y oculares, las cuales, recibieron atención médica que solo presentaron síntomas.