La madrugada de este lunes fueron hallados los cuerpos decapitados de dos hombres en una colonia de Acapulco, mientras que el puerto registró, durante el domingo, una ola violenta que dejó siete muertos.

El hecho de este lunes se registró a las cinco de la madrugada, cuando agentes policiacos fueron informados sobre un taxi amarillo con blanco, abandonado sobre la calle Lázaro Cárdenas de la colonia Mártir de Cuilapan.

Al llegar, los policías vieron manchas de sangre sobre la fachada del auto y al revisar el contenido de su cajuela encontraron los cadáveres de dos hombres decapitados.

El taxi, con placas 6930FFY y número económico 3511 tenía en su interior la credencial de elector de Rafael Gudalupe Cruz Peñaloza.

Las cabezas aún no son encontradas.

En tanto, el domingo hubo una ola de violencia que dejó al menos siete personas asesinadas. El primer hecho se registró a las  una y media de la madrugada, cuando en la colonia Arroyo Seco se reportó el cuerpo de un joven de 19 años baleado y tirado sobre la calle del mismo nombre.

Más tarde, los cuerpos de otros dos jóvenes fueron encontrados sobre la carretera Acapulco-Zihuatanejo, en las inmediaciones de la colonia San Isidro, uno  estaba degollado, y ambos estaban maniatados y presentaban varios impactos de bala.

Ya por la tarde, la osamenta de Alejandro Salvador Goméz, identificado como carnicero, fue encontrada en una huerta del Cayaco, a las cinco y media de la tarde.

Fuentes policiacas indican que el hallazgo se logró por declaraciones del presunto asesino del regidor Jesús de la O., Roberto González Galván.

Luego, a las siete y media de la tarde, fueron asesinados dos jóvenes entre las calles Michoacán y Zacatecas de la céntrica colonia Progreso de Acapulco. Ambos cuerpos fueron llevados al Servicio Médico Forense (Semefo) en calidad de desconocidos.