Chilpancingo, Guerrero.- El gobernador, Héctor Astudillo Flores contradijo al alcalde de Chilpancingo Marco Antonio Leyva Mena, y negó que el gobierno del estado haya invertido en la celda emergente que se instaló en la comunidad de Matlalapa, municipio de Tixtla.

Leyva Mena refirió que gracias al interés del gobernador se construyó la celda emergente en dicha comunidad, con una inversión de las autoridades estatales de poco más de siete millones de pesos.

Sin embargo, Héctor Astudillo, dijo: “yo no he invertido ni un centavo” en la celda emergente.

"El problema de la basura en Chilpancingo y el relleno sanitario, no es un asunto que tenga que atender el gobierno del estado, sino el alcalde Marco Antonio Leyva Mena", dijo el mandatario estatal.

Astudillo fue entrevistado a su llegada a Casa Guerrero, donde encabezó un evento con mujeres y dijo que “como siempre” apoyará a que el problema de la basura se resuelva.

Al también exalcalde de Chilpancingo durante el periodo 2009-2012, se le recordó que durante su administración se invirtieron recursos para tratar de resolver el problema de la basura que ya aquejaba a la capital.

“Es un problema que no es nuevo, es un problema que se ha dado en un marco de no encontrar un lugar donde colocar el asunto del depósito de basura”.

Astudillo reconoció que el problema de la basura y el relleno sanitario tiene 20 años que “está rebotando” debido a que nadie quiere tener cerca el depósito de desechos.

“El problema está radicado fundamentalmente en dos cosas: la cercanía con el municipio de Zumpango y el otro asunto hacia el sur las poblaciones del municipio de Chilpancingo (…) el problema de todos es que nadie quiere tener cerca el relleno”.

Cuando se le preguntó su opinión sobre la decisión del Cabildo de Tixtla de no permitir la construcción del relleno sanitario en la comunidad de Matlalapa, el gobernador pidió que se le cuestionará a Leyva Mena sobre ese tema y no a él.

“Vayan y pregúntenle al presidente municipal es él quien tiene la información. Yo no sé porque quieren ver ese asunto conmigo, es el presidente municipal”.

A pregunta expresa sobre si invertiría recursos para resolver el problema, el gobernador dijo: “como siempre voy ayudar porque es de mi mayor interés ayudar a Chilpancingo; así como lo he hecho en Acapulco en sus diferentes problemas".

Insistió en que el problema de la basura no es un tema del gobierno estatal y que ayudará “con muchísimo gusto”, aunque “no es un problema del gobierno del estado”, insistió.