México.- El contralor del Ayuntamiento de Acapulco, Francisco Torres Valdez, afirmó que tras su llegada servidores públicos y trabajadores se arriesgaron a presentar denuncias, mismas que ya suman 12.

Torres Valdez asumió el cargo el 25 de junio y declaró que había desorganización dentro de la estructura del organismo; puso como ejemplo que no existía la Dirección de Responsabilidades y Quejas contra Servidores Públicos.

A sus subalternos les pidió que la dependencia trabaje con transparencia para que puedan denunciarse casos de corrupción.

En entrevista, el contralor afirmó que gracias a las denuncias se han podido recuperar bienes que le pertenecen al Ayuntamiento; de éstas, cuatro se encuentran en proceso de resolución.

“A veces no es suficiente con el proceso de entrega-recepción, pues lo que se necesitan son denuncias; gracias a ellas pudimos recuperar bienes, como en el departamento de bomberos”, detalló el funcionario.

Agregó que se recuperaron siete pianos que estaban bajo resguardo de una asociación, los cuales eran rentados hasta por mil 200 pesos a quien los quisiera utilizar.