Acapulco, Guerrero.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero, Javier Saldaña Almazán alertó que directores de diferentes preparatorias y Unidades Académicas han recibido amenazas de grupos delictivos que controlaban las fiestas y quemas de libros, y en donde varios estudiantes resultaron muertos en los últimos tres años.

En lo que va de este año, han muerto dos estudiantes, mientras que en el 2013 la cifra se elevó a 10 en todo el estado.

Las muertes de los jóvenes, como resultado de esos festejos, detalló el rector, han sido por asesinato, secuestros o atropellados, y en todos los casos los estudiantes estaban en estado de ebriedad.

“Los estudiantes se pelean con palos, machetes y piedras, Con lo que encuentran”, dijo el rector.

“Ya no vamos a fomentar eso. Mejor vamos a fomentar viajes de estudio, talleres, eso que nos ayude a mantener a los jóvenes ocupados”.

“Los bailes en las prepas ya no van a ser porque, el último, en Tierra Caliente en una preparatoria, se llevaron a un muchacho. Ya no podemos seguir en esta parte”, expresó Javier Almazán en entrevista este día en la facultad de Turismo, en donde egresados recibieron su título y cédula.

“Recibíamos hasta amenazas de los grupos que tenían control en algunas plazas o lugares. Se dirigían a los directivos a decirnos que era responsabilidad de ellos porque se hacían las quemas en la Unidad Deportiva Acapulco y en diferentes lugares y a veces se daban muchas cosas que seguimos lamentando como la muerte de algunos muchachos o levantados”, detalló.

Por lo que el rector de la Autónoma de Guerrero, insistió en que “no es posible” que por un descuido de las autoridades universitarias mueran estudiantes, por lo que el Consejo Universitario determinó suspender las quemas de libro, y de llevarse a cabo una de esas fiestas  la responsabilidad caerá en quienes las fomenten.

A pesar de que el rector aseguró contar con cifras y datos del nivel de violencia en el que viven algunos estudiantes, omitió revelarlos por seguridad propia.

“Tenemos datos que por seguridad nos los reservamos porque hay veces que me amenazan o pasan cosas o le dicen a los estudiantes ‘dile a tu rector que se calme’ pero por ejemplo, hace poco me liberaron a una persona y le dijeron a tu rector que ya no declare, ya estas fuera”.

Pese a ello, celebró que en las últimas tres semanas no tienen registrado un solo caso de secuestro, extorción u homicidios: “porque llevamos un conteo por semana y afortunadamente no ha habido nada”.

Sin embargo, insistió en que se redujo el personal de seguridad en las universidades, porque, dijo, no hay fondos para pagarlos y se mantiene en algunos planteles que están pagando las propias escuelas, en otros casos solo se redujo el número de guardias “por el nivel de violencia que hay en esas escuelas”.

Dijo que en las escuelas donde existe la presencia del ejército mexicano se redujo la tasa de homicidios a cero por ciento y que el año pasado, si fue violento pero “afortunadamente este año vamos mejor”.