Chilpancingo, Guerrero.- Trabajadores del grupo Walmart en Chilpancingo iniciaron una convocatoria en redes sociales para promover un paro de labores para exigir salarios “dignos”.

En mayo de 2017, empleados de las tiendas departamentales de Walmart, Sam’s Club y Bodega Aurrera iniciaron una serie de manifestaciones para exigir un reparto de utilidades acorde a la ley.

En esa ocasión, los trabajadores comentaron que en 2016 habían recibido montos hasta de tres mil pesos por concepto de reparto de utilidades, sin embargo, en 2017 dichos montos solo se vieron reflejados en 200 y 300 pesos.

Ante el cierre de los principales establecimientos en el estado, el gobierno del estado tuvo que intervenir, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS) para destrabar el conflicto laboral.

En diferentes convocatorias hechas por trabajadores del mencionado grupo empresarial se convoca a un paro para exigir mejoras salariales.

En las protestas del año pasado, se sumaron trabajadores de los municipios de Chilpancingo, Acapulco, Arcelia, Pungarabato (Ciudad Altamirano), Tixtla y Taxco. 

Hasta el momento, no existe una versión oficial de la STyPS, de la dependencia estatal que es encabezada por el secretario Oscar Rangel Miravete.