México.- Con relación a los acontecimientos del día de ayer, en los que se desató un enfrentamiento entre las Fuerzas Armadas y miembros del cártel de Sinaloa tras la presunta detención de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán, la Coparmex exigió al gobierno federal la aplicación del estado de Derecho y un profundo ajuste en la estrategia de seguridad.

En un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador para reconocer el problema de la inseguridad, reevaluar la estrategia en su combate y hacer “los ajustes adecuados en su gabinete para garantizar la seguridad a todos los mexicanos a través de la aplicación de la Ley”.

También se pronunció a favor del uso legítimo de la fuerza, explicando que “es un derecho irrenunciable de la autoridad, siempre acompañado de los protocolos adecuados para preservar la seguridad ciudadana cuando se presentan acontecimientos como estos”, donde “las fuerzas policiacas no estaban coordinadas ni existían los protocolos necesarios de actuación el día de ayer”.

Los empresarios afirmaron que no se trata de un hecho aislado después de los sucesos ocurridos en otros estados de la República a lo largo de la semana, pues desde el lunes se registró actividad delictiva en Aguililla, Iguala y Acámbaro, que dejó un saldo de alrededor de 33 muertos y siete desaparecidos.

Finalmente, señalaron que las negociaciones extrajudiciales con grupos delincuenciales son riesgosas y debilitan el Estado de derecho, y exigieron que las fuerzas armadas no renuncien al uso legítimo de la fuerza para defender al ciudadano y al Estado mexicano.

“En Coparmex estamos listos para trabajar con el Presidente, siempre en beneficio de México y búsqueda de la paz para todos”, concluyó.