Corea del Norte aseguró hoy que está abierto a mantener un diálogo sincero con Corea del Sur si este país realiza una propuesta que impulse la unidad nacional, en tanto Seúl, Tokio y Washington anunciaron ejercicios militares en junio próximo en Hawai.

“Si las autoridades sudcoreanas llegan con cualquier propuesta desde la postura de la independencia nacional y la gran unidad nacional, la discutiremos sinceramente... Esta es nuestra posición”, expresó el régimen de Kim Jong-un en un comunicado divulgado por la agencia estatal KCNA.

Pyongyang, sin embargo, no especificó qué propuesta podría hacer Corea del Sur desde la perspectiva de la unidad nacional.

En el comunicado, retomado por la agencia sudcoreana de noticias Yonhap, también se afirma que Corea del Norte no tiene intención de renunciar a su arsenal nuclear, pidiendo a Seúl que no relacione las armas nucleares norcoreanas con la mejora de relaciones intercoreanas.

En el Congreso del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, el líder norcoreano pidió mantener diálogos militares con Corea del Sur para aliviar las tensiones en la frontera, pero Seúl rechazó la propuesta calificándola de propaganda carente de sinceridad.

En el congreso, Kim Jong-un también dejó claro que defenderá “permanentemente” la búsqueda de su política de desarrollo simultáneo de armamento nuclear y la economía nacional, una política conocida como “byeongjin”.

Mientras Corea del Norte abre la puerta al diálogo, el gobierno de Corea del Sur anunció este lunes que su país, Estados Unidos y Japón llevarán a cabo su primer ejercicio militar antimisiles conjunto ante la creciente amenaza de las armas nucleares de Pyongyang.

Los tres países “trabajan en los detalles tras haber acordado realizar el ejercicio conjunto de alerta de misiles, diseñado para mejorar la defensa de Corea del Sur ante el progreso de las intimidaciones nucleares de Corea del Norte”, dijo el Ministerio sudcoreano de Defensa.

Las maniobras de los aliados estarán enfocadas en los contactos e intercambios de inteligencia para detectar y rastrear potenciales lanzamientos de misiles de Corea del Norte, aunque no incluirán ejercicios relacionados con la fase de intercepción de los proyectiles.

Notimex