Seúl, (Notimex).- Las autoridades sanitarias de Corea del Sur informaron este lunes que se encuentran en alerta máxima por las nuevas infecciones grupales de COVID-19 originadas en las iglesias, después de una serie de transmisiones masivas ligadas a los clubs nocturnos y a un centro de distribución.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC) los 35 casos más recientes, 30 de los cuales son infecciones locales, elevaron el total de infecciones en el país a 11 mil 503.

Los nuevos casos de coronavirus representan un ligero aumento en comparación con los 27 reportados el día previo. Sin embargo, las infecciones nuevas parecen encontrarse en una tendencia a la baja después de haber alcanzado la cifra más alta en casi dos meses el jueves pasado, con 79 casos.

Entre las 30 infecciones locales más recientes, 24 estuvieron ligadas a unas iglesias en la provincia de Gyeonggi, que circunda Seúl, y en la ciudad de Incheon, localizada al oeste de la capital, destacó la agencia de noticias Yonhap.

El aumento en las infecciones esporádicas puso a las autoridades sanitarias en alerta máxima por una ola potencial de infecciones masivas en la región densamente poblada, formada por Seúl y su área metropolitana.

Las autoridades sanitarias reportaron 18 casos nuevos de COVID-19 en Incheon, al oeste de Seúl, 12 en la provincia de Gyeonggi -que circunda la capital-, y una en Seúl.

El país todavía está lidiando con los casos ligados a un centro de distribución de Coupang, el principal operador de comercio electrónico del país, en Bucheon, al oeste de Seúl, y a Itaewon, un barrio de vida nocturna en la capital.