Guerrero.- El dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) en Guerrero, Marco Antonio Reyes Campos advirtió que la pandemia del coronavirus podría retrasar la llegada del fertilizante a Guerrero y con ello afectar la producción de granos básicos.

Consultado vía telefónica, el dirigente lamentó también que hasta el momento no existan reglas de operación del programa y que en las reuniones que han tenido autoridades de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) no han sido convocados.

"Pareciera que no hay una atención de los funcionarios federales en cuanto a la atención de un programa que es mucha relevancia para los guerrerenses como lo es el fertilizante, creemos que el desfase de está contingencia pues si provocará un retraso y con ello una posible consecuencia en cuanto a la productividad de granos básicos como el maíz", comentó el dirigente.

Reyes Campos dijo que ven con preocupación la inactividad por parte de los funcionarios y la poca disponibilidad de poder conjuntar esfuerzos con las organizaciones campesinas.

"Nosotros hemos hecho un llamado a qué los tres niveles de gobiernos junto a autoridades comunitarias y organizaciones de productores podamos servir de puente y poder hacer un mejor empadronamiento de los productores en Guerrero", señaló.

El dirigente dijo que la última reunión que tuvieron - el 3 de marzo- el gobierno federal, estado y autoridades municipales para tratar el tema del fertilizante "no fuimos requeridas las organizaciones".

"Se trata de aportar y no de señalar como se hizo el año pasado. Ojalá que el subsecretario ( de la Sader y encargado del fertilizante en Guerrero, Miguel García Winder) pueda reunir a todos los actores", enfatizó.

Adelantó que la Sader podría salir con un padrón de productores "sacados de la manga" pues han realizado reuniones sin que hasta el momento estén las reglas de operación.

De acuerdo con el dirigente, la UNTA agrupa a 15 mil 233 mil productores de maíz, más de aguacate y cacahuate, que suman más de 25 mil.