EU.-La expansión del coronavirus vuelve a acelerarse en Estados Unidos, el país más golpeado por la pandemia, que este jueves marcaba un nuevo récord diario de contagios con casi 40.000 infectados y que ve como la Covid-19, tras asolar la costa este en primavera, se extiende ahora hacia el sur y el oeste hasta desbordar a estados como Texas, California, Florida, Nevada y Arizona, frenando la retirada de las medidas de desconfinamiento que propugna el presidente del país, Donald Trump.

Estados Unidos acumula ya uno de cada cuatro casos de Covid-19 del mundo, con más de 2,4 millones de contagios confirmados, según los datos recabados por la Universidad Johns Hopkins, mientras que las muertes con coronavirus ascienden ya a 124.410, muy por encima ya de la cota más baja que estimaba la Casa Blanca en marzo, cuando calculaba que habría entre 100.000 y 240.000 fallecimientos por la epidemia.

Y, si en mayo parecía que las curvas de contagios y de muertes marcaban ya una tendencia descendente, los datos de la última semana han disparado las alarmas: salvo el pasado domingo, cuando hubo algo más de 26.000 contagios, todos los días se han registrado más de 30.000 infecciones, hasta alcanzar este jueves el máximo desde que se desató la pandemia, con 39.972 casos nuevos, superando la marca establecida el pasado 24 de abril.