México.-El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, ha asegurado que un imperativo de salud, que es "lo primero", ha provocado que el duelo ante el Nápoles se jugará a puerta cerrada, aunque ha señalado que esta medida, tomada por el brote de coronavirus, le costará al club unos 6 millones de euros.

"Lo primero es la salud y colaborar con las autoridades sanitarias, luego hay un componente de que hay una pérdida económica. En el caso del Barça puede estar alrededor de los 6 millones de euros", aseguró Bartomeu en un coloquio de Foro Barcelona Capital en el Círculo Ecuestre.

El dirigente explicó detalles de la reunión de esta mañana en el Departament de Salut de la Generalitat, donde se optó por jugar a puerta cerrada, si bien más tarde fue el Gobierno quien confirmó que todos los eventos deportivos deberán jugarse sin público.

"Esta mañana hemos tenido una reunión con la Generalitat y ha habido una recomendación muy firme de jugar el partido a puerta cerrada. Lamentamos mucho que esto afecte a los socios y aficionados, pero creemos que es una situación excepcional que estamos viviendo", apuntó.

La UEFA confirmó a través de un comunicado que los partidos Sevilla-Roma e Inter-Getafe, correspondientes a la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, no se disputarán mañana como estaba previsto por la propagación del coronavirus.

"A la vista de las restricciones de viajes entre España e Italia impuestas por las autoridades españolas", ambos partidos no se disputarán, señala el máximo organismo futbolístico europeo, que apunta que posteriores decisiones sobre ambos encuentros serán comunicadas a su debido tiempo.