Australia, AFP.-La gran mayoría de los casos se han registrado en las últimas 24 horas en el estado de Victoria (sur), donde las autoridades combaten importantes focos de la epidemia en Melbourne y en sus suburbios, que llevan casi dos semanas sometidos a nuevas medidas de confinamiento.

El pico anterior de la epidemia se remontaba al 28 de marzo, cuando se registraron 459 casos según cifras de la AFP. Después el país logró frenar la propagación del coronavirus y levantó las restricciones.

El miércoles, el primer ministro de Victoria Daniel Andrews dio cuenta de 484 nuevos contagios y otros dos fallecimientos.

Australia cuenta con casi 13 mil casos de Covid-19, una enfermedad que ha causado 128 muertos en este país de 25 millones de habitantes.

A partir del miércoles a medianoche, los habitantes de Melbourne deberán ponerse una mascarilla protectora cuando salgan de casa, si no quieren exponerse a una multa de 200 dólares australianos (123 euros, 141 dólares).

Andrews consideró que se necesitan más cambios. Un estudio demostró que el 90% de los pacientes diagnosticados en las últimas dos semanas no había tenido el reflejo de aislarse entre el momento en el que notaron los síntomas y cuando se sometieron al test.

Esta nueva oleada de casos echa por tierra las esperanzas de una rápida recuperación económica en un país que se espera caiga en recesión por primera vez en 30 años.

Las investigaciones publicadas esta semana revelaron que la reactivación de la epidemia probablemente se deba a fallos en hoteles donde realizan la cuarentena los habitantes que regresan a Australia.

Los estados vecinos han cerrado sus fronteras con Victoria, pero también se han detectado casos en Nueva Gales del Sur.