México.- La epidemia de coronavirus, que apareció en la ciudad de Wuhan, ya ha dejado 717 muertos y más de 34 mil personas infectadas en China, según el último informe oficial.

En el resto del mundo se han confirmado 240 casos en una treintena de países y territorios, especialmente en Japón con el crucero Diamond Princess anclado frente a las costas de Tokio.

Este balance ya es superior al del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), que dejó un saldo de unos 650 muertos en China y Hong Kong entre 2002 y 2003.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que China está haciendo un "trabajo muy profesional" en la lucha contra la epidemia de coronavirus.

Trump habló de esta crisis sanitaria con el presidente Xi Jinping durante una llamada telefónica "muy buena" la noche del jueves.

"Hablamos sobre todo del coronavirus. Están trabajando muy duro y creo que están haciendo un trabajo muy profesional", dijo el mandatario a periodistas en la Casa Blanca. Dijo que Estados Unidos y China estaban "trabajando juntos" en el tema. "Creo que hará un muy buen trabajo", apuntó.

Trump había expresado el jueves que "su confianza en la fuerza y la resistencia de China en la lucha contra la epidemia del nuevo coronavirus", en un comunicado de la Casa Blanca.

EU donará 100 mdd para combatir el coronavirus

El secretario de Estado, Mike Pompeo, ofreció 100 millones de dólares para ayudar a China y a otros países a luchar y combatir la propagación del coronavirus, que ha causado más de 700 muertos en el gigante asiático, incluido el doctor que descubrió la enfermedad Li Wenliang.

"Estados Unidos está anunciando que está preparado para gastar 100 millones de dólares en asistencia a China y a otros países impactados, tanto directamente como a través de organizaciones multilaterales, para contener y combatir el coronavirus", anunció Pompeo en un comunicado.

El canciller, aseguró que esta semana el Departamento de Estado ha ayudado a transportar a China casi 17.8 toneladas de material médico, desde máscaras hasta batas o gasas.

"Estados Unidos es y seguirá siendo el donante más generoso del mundo. Animamos al resto del mundo a que siga nuestro compromiso. Trabajando juntos podemos lograr un profundo impacto para contener esta creciente amenaza", subrayó Pompeo.