México.- El índice de percepción de corrupción elaborado por Transparencia Internacional indica que México obtuvo 28 puntos de 100 posibles, un año antes estaba tres lugares arriba, de tal forma que ahora ocupa el lugar número 138 de 180 países.

Lo anterior ha propiciado que este flagelo se convierta en el principal obstáculo para el desarrollo de talentos, además de ser la causa de la violencia que se está viviendo y de impedir la cohesión del tejido social y de muchos otros inconvenientes que afectan el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Así lo estableció, en conferencia de prensa, el empresario Arturo Ávila Anaya, en la que presentó su movimiento #yo no soy corrupto, el cual, dijo, tiene ya un oponente, Gabriel Arellano Espinosa, quien ha desatado una campaña de desprestigio en mi contra.

Indicó que si bien todo mundo habla de corrupción, nadie propone el cómo combatirla, es por eso que aquí decidimos lanzar este movimiento, una iniciativa que tenía que partir de la sociedad y se decidió iniciarla aquí en Aguascalientes, por ser un estado que empuja al país en materia económica, logística y educativa

En ese sentido, consideró que Aguascalientes puede llegar a ser el primer estado libre de corrupción, meta factible de alcanzar si la sociedad se lo propone.

De momento, tan sólo en nuestro continente estamos arriba de Guatemala, Nicaragua, Haití y Venezuela, países con un problema muy grave de gobernabilidad y en otra encuesta se establece que nueve de cada 10 personas consideran que en México los actos de corrupción son muy frecuentes.Arturo Ávila Anaya