Morelos.- Las investigaciones por actos de corrupción que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) realiza en torno al gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo se extienden a su primo, Édgar Riou Pérez, y a su medio hermano, Ulises Bravo.

El periódico REFORMA informó que ambos parientes del mandatario morelense ya fueron denunciados ante la Fiscalía General de la República.

Y es que de acuerdo con la nota firmada por Benito Jiménez, Ulises Bravo refleja un perfil económico que no justifica las operaciones detectadas en sus estados financieros.

En el caso de su primo y secretario particular, Édgar Riou, la UIF detectó que se ostenta como comprador y vendedor de zapatos, pero de 2014 a 2018 no declaró al fisco, sin embargo el gobierno de Cuauhtémoc Blanco le transfirió de octubre a diciembre de 2018 y de enero a diciembre de 2019 un millón 320 mil pesos sin justificación.

Riou no declaró al fisco esos ingresos ni sus operaciones con terceros, por lo que es inusual e irregular cada uno de los montos operados por el Sistema Financiero Nacional.

“De 2012 a 2016 Riou Pérez retiró de tres cuentas bancarias 3 millones 760 mil pesos sin depósitos de por medio, de acuerdo con la denuncia 110/E/061/2020. Por cheques interbancarios recibió de febrero de 2015 a enero de 2018 un total de 2 millones 95 mil pesos, mientras que emitió 40 cheques a diversos beneficiarios por 11 millones 828 mil pesos, entre quienes figuran Ulises Bravo, Cuauhtémoc Blanco Santoyo (hijo del Gobernador), Jaime Tamayo (su apoderado) y Marisela Santoyo (ex esposa), de acuerdo con las investigaciones.

“En tanto, por transferencias vía SPEI, el zapatero recibió 27 millones 802 mil pesos”, informó el periódico REFORMA.

Por otro lado, la UIF detectó que Ulises Bravo participa como accionista de la empresa XCO Negocios Metropolitanos y que se ostenta con actividad de "otros servicios profesionales, científicos y técnicos", con declaraciones anuales no localizadas en 2013, 2014 y 2018.

Pero en las declaraciones de 2015, 2016 y 2017 reportó ingresos por 485 mil 739 pesos, 710 mil 912 pesos y 793 mil 188 pesos, respectivamente.

Como funcionario en la Alcaldía de Coyoacán de 2013 a 2016 recibió un millón 543 mil pesos.

En el Gobierno de Morelos se ostenta como asesor de Cuauhtémoc Blanco.

“La UIF alertó que Bravo recibió vía SPEI 140 mil pesos de Comercializadora Saime, señalada como empresa fachada, un cheque de 160 mil pesos por parte de Riou Pérez y 104 cheques interbancarios por 7 millones 734 mil pesos del 26 de mayo de 2015 a febrero de 2017.

“Mediante SPEI, Bravo ha recibió entre 2017 y 2019 un millón 404 mil pesos también de Comercializadora Saime, así como de una abogada de nombre Almudena Pérez, Grupo Operador de Restaurantes Bsachi, un profesor brasileño de nombre Joao Pedro Leitao Cruz Morais y la empresa Pocket Group Technologies, entre otros. A su vez el hermano del Gobernador dispersó recursos 2 millones 889 mil pesos entre 2016 y 2019 a diversos personajes, empresas e inmobiliarias, transacciones que no se reflejan en sus declaraciones”, se lee en la nota publicada.