México.- A las 5 de la mañana se levanta para iniciar el corte de flor de terciopelo, que será vendida en todos los mercados de Guerrero en medio de las festividades por el Día de Muertos en México.

En el mes de julio comenzó a sembrar las semillas de flor que abonó y ahora serán vendidas; Tixtla es una ciudad emblemática en el tema de flores.

Entre los días 30 de octubre y 2 de noviembre, decenas de camiones llegarán a las parcelas de Tixtla para comprar flor de cempasúchil, terciopelo y otras más, con las cuales se adornarán los altares para recibir a los difuntos, de acuerdo con la tradición mexicana.

"Hace dos años estaba lleno aquí de camiones que querían la flor, ojalá que este año también sea bueno", señala Melitón Rodríguez, campesino de Tixtla.

El manojo de flor de terciopelo, uno de los más sembrados, es vendido entre 80 y 100 pesos -dependiendo de la buena o mala temporada-, pero en los mercados de Guerrero su precio se triplicará.

"Antes nos íbamos hasta el mercado de Las Cruces (Acapulco), pero ya no nos alcanza, ahora nos toca venderla aquí o en el mismo mercado de Tixla", explica.

El tradicional corte de flor es una tradición que don Melitón mantiene viva a pesar de aspectos negativos como inundaciones, falta de lluvia y otros factores que poco a poco han acabado con esta actividad.

Las parcelas en Tixtla no lucen llenas como en años pasados, solo Don Melitón sembró menos de un cuarto de hectárea, pero aún así confía en lograr una buena temporada.