México.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) pagar 10 millones de pesos a familiares de una niña fallecida en el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en junio de 2009.

La madre de una de las víctimas solicitó el amparo en contra de la resolución por la que se determinaron las medidas de reparación integral del daño que la CEAV les otorgó por las violaciones graves a sus derechos humanos cometidas por una autoridad del orden federal.

La Primera Sala sostuvo que la resolución reclamada fue poco clara y, además, omisa en determinar la procedencia de algunas de las medidas que componen la reparación integral del daño por violaciones a derechos humanos.

Por mayoría de cuatro votos a uno y a propuesta del ministro Juan Luis González, los ministros calificaron de infundado el argumento del Comité Interdisciplinario Evaluador de la CEAV, quien daba por saldado el pago de la indemnización.

Señalaron que los órganos jurisdiccionales están facultados para cuantificar los montos de la indemnización, cuando estos son calculados de manera errónea por los órganos del Estado facultados para ello.