Cuidad de México.-La Corte Suprema ha dictaminado este jueves que el presidente, Donald Trump, deberá entregar a la justicia los datos de sus impuestos y otra información financiera que quiere mantener en secreto. Sin embargo, la Corte rechaza que deba dársela también a la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, que también la requería.

La Corte emitió sus opiniones en dos casos separados sobre el acceso a los registros financieros del presidente en el último día del periodo para oír casos.

Uno de los casos analiza si Trump puede evitar que la Cámara de Representantes obtenga los registros financieros y bancarios de su firma de contabilidad y de sus bancos. El otro, si puede bloquear una citación de un fiscal de Nueva York que quiere acceder a sus declaraciones de impuestos.

El presidente se quejó en Twitter minutos después de que se conociera la decisión.

"La Corte Suprema devuelve el caso a la Corte Inferior, argumentos para continuar. Todo esto es una persecución política. Yo gané en la cacería de brujas de Mueller y otras, y ahora tengo que seguir luchando en una Nueva York políticamente corrupta. ¡No es justo para esta presidencia o Administración!".

¿Por qué es importante esta decisión?

En la disputa estaba a prueba el equilibrio de poder entre la Casa Blanca y el Congreso, así como la afirmación de Trump y sus partidarios en el gobierno de que un presidente no puede ser investigado mientras ocupa el cargo.

Los registros que debe entregar Trump a la corte de Nueva York no serían públicos, pues irían a una investigación confidencial de un gran jurado.

Los documentos que buscaban los demócratas de la Cámara Baja contenían información confidencial no solo sobre Trump, sino también de otros miembros de su familia y negocios, lo que afectaría, si se conocieron públicamente, a la campaña de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

¿Qué documentos piden? ¿Quiénes los piden?

Las citaciones no están dirigidas al propio Trump. La Cámara de Representantes le pidió los registros a los bancos Deutsche Bank y Capital One, y a la empresa de contabilidad del presidente desde 2009, Mazars USA, que también recibió la citación del fiscal del Distrito de Manhattan, Cyrus Vance.

Deutsche Bank ha sido uno de los pocos bancos dispuestos a prestarle dinero a Trump luego de incumplir pagos y haber quebrado múltiples veces con sus negocios en los casinos de Atlantic City, Nueva Jersey, en la década de 1990.

La Cámara pidió los documentos bancarios como parte de sus investigaciones a Trump y sus negocios.

El fiscal y el comité de Reforma y Supervisión de la Cámara de Representantes buscan los registros de Mazars en particular por los pagos que Cohen hizo a nombre del presidente para evitar que dos mujeres (entre ellas una actriz porno) hablaran al público sobre sus relaciones extramatrimoniales con Trump a finales de la carrera presidencial de 2016.