México.- AMLO señaló respecto al movimiento de Tabasco que ha sido condonado de los altos cobros acumulados en los gobiernos pasados, que es consciente de que debe ser atendido en todo el país.

Explicó el mandatario que el gobierno actual de Tabasco llegó a una solución de la demanda del movimiento, y se hizo una baja en la tarifa que corresponde a los precios mismos acordados dentro de la CFE (que no es especial).

Expresó que no deben subir las tarifas en el país y que en el norte ya se está bajando las tarifas en este período, en referencia a la época de altas temperaturas.

Dijo ser «consciente de que lo que pasa en Tabasco tiene que pasar en todo el país», en referencia a el acuerdo de bajas tarifas para que a todos les alcance.

Reafirmó el compromiso de que «no va a aumentar el costo de la luz», pero explicó que se debe tener paciencia para recuperar la CFE.

«En cuanto se tenga capacidad, con la eficacia de la CFE, se va a bajar el precio», dijo.

Para lo que se necesita sacar al sector energético de la crisis en la que se dejó a PEMEX y a la CFE de los sexenios neoliberales.

Es consciente de que hoy se cuestiona además la revisión de los contratos de los gaseoductos, pero explicó que debe ser conocido que los contratos y los conflictos afectan los precios de la producción de energía.

Si se paga demasiado por el gas para la generación de energía eléctrica se tiene siempre una presión para que se aumente la luz.

Esto lo expresó en referencia a los contratos «leoninos» que se firmaron con las empresas privadas que entraron a operar en el sexenio pasado.

Pero también en referencia a los opositores de Morelos que dice, han detenido la construcción de los últimos 100 metros de gaseoducto.

Solo faltan concretar 100 metros, no se puede dejar que esa planta se vuelva chatarra por culpa de otros gobiernos, pidió.

Mas de 20 mil millones de pesos fue el costo de esa termoeléctrica, por lo que explica que «si no echamos a andar esa planta perdemos todos los mexicanos».

Explicó que estaba dispuesto a llevar los números de gastos a los manifestantes para que analizaran lo que está costando al país la detención de la infraestructura.