Morelos.- Un brote de COVID-19 se registra entre el personal del Tribunal Superior de Justicia del estado.

De acuerdo con fuentes del organismo, la magistrada Elda Flores León y un trabajador administrativo dieron positivo a las pruebas de laboratorio que les fueron aplicadas por lo que permanecen en cuarentena, según el protocolo para dicha enfermedad.

Extraoficialmente se informó que la magistrada presentó síntomas y acudió a realizarse pruebas clínicas que confirmaron el contagio.

A través de un comunicado, el Poder Judicial confirmó ese y otro caso más de COVID-19 detectados en la institución.

“Se han confirmado dos casos positivos de COVID-19 en integrantes del Poder Judicial, por lo que en un trabajo de coadyuvancia en todo momento con las autoridades del sector salud se activaron los protocolos generales, como es la aplicación de pruebas a funcionarios del Poder Judicial para evitar la propagación del virus.

“Ambos trabajadores se encuentran estables de salud, aislados en sus hogares y cumpliendo al pie de la letra con todas las recomendaciones médicas para su pronta recuperación. En el primero de los casos se trata de una persona adscrita al área administrativa, la cual no asiste a su fuente de trabajo de forma habitual, sin embargo se han realizado las pruebas a las personas con quienes tuvo contacto en su oficina, resultando todos negativos”, informó.

El otro caso se trata de personal de Segunda Instancia quien no tiene actualmente funciones jurisdiccionales, sin embargo también se ha realizado el protocolo preventivo correspondiente para descartar más contagios.

El protocolo también fue aplicado al esposo de la magistrada, Rodolfo Barrios Morales, quien fue recientemente nombrado director de la Contraloría Interna del Poder Judicial del estado de Morelos, quien por estar en el entorno cercano a la magistrada también fue puesto en aislamiento.

La última sesión de Pleno presencial del TSJ se realizó el pasado 29 de mayo, en la que estuvo presente la magistrada Elda Flores.

El TSJ mantiene suspendidas sus actividades hasta el 30 de junio y solo permanecen en operación su áreas esenciales para resolver asuntos jurisdiccionales urgentes.