#Guerrero

CRAC defenderá a policía comunitaria en tribunales internacionales

Por Redacción, 2018-08-09 20:03

Chilpancingo, Guerrero.- “Ante el golpe artero de los poderes Legislativo y Ejecutivo de Guerrero, que de tajo desconocieron nuestros derechos conquistados, como pueblos levantamos la voz contra los gobiernos racistas que sin consultarnos aprobaron una reforma constitucional que violenta nuestros derechos”.

Así lo señala un comunicado suscrito por la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC), organismos de derechos humanos y agrupaciones sociales del estado de Guerrero.

Convocaron ayer a las comunidades indígenas a “increpar al poder”, levantando la voz ante los tribunales que han reconocido los derechos indígenas y a la Policía Comunitaria.

La reforma al artículo 14: en juego los derechos de pueblos indígenas

Como informamos a través de Regeneración, el pasado 27 de julio la prensa local informó que, con 41 votos a favor y uno en contra -el de Morena-, el Congreso del Estado aprobó la reforma al artículo 14 de la Constitución Política del Estado, con la que, supuestamente, se asegura el pleno respeto a la autonomía y autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas.

Tras un reclamo de los diputados del PRD y Movimiento Ciudadano por la forma en que estaba redactado el dictamen hecho por la Comisión de Estudios Constitucionales y Jurídicos, referente al decreto de reforma al artículo 14 de la Constitución Política del Estado de Guerrero, que rige a la ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura Indígena, pues se argumentó que podía tener la percepción de lesionar los derechos de los pueblos originarios en su sistema comunitario, se acordó modificarlo.

La redacción original indicaba:

“La ley establecerá las bases para una adecuada armonización entre el sistema jurídico estatal y los sistemas normativos indígenas y afromexicanos en materia de seguridad pública e impartición de justicia; así como para aplicar sus sistemas normativos en la solución de los conflictos internos de sus comunidades. También regulará los procedimientos de validación de sus resoluciones por los jueves y tribunales competentes de conformidad en el orden jurídico estatal y federal”.

El párrafo aprobado en el Congreso de Guerrero quedó así:

“La ley establecerá las bases para una adecuada delimitación de competencias en las materias de seguridad pública e impartición de justicia y de los mecanismos legales de vinculación y coordinación entre los sistemas normativos indígenas y el sistema jurídico estatal para que los pueblos indígenas y afromexicanos apliquen sus propios sistemas normativos. Tratándose de delitos que afecten bienes jurídicos propios de un pueblo o comunidad indígena o afromexicana o bienes personales de algunos de sus miembros se establecerá a lo dispuesto por la legislación nacional aplicable”.

“De tajo desconocieron nuestros derechos”

El pronunciamiento lo respaldan las casas de justicia de la CRAC-PC de San Luis Acatlán, Espino Blanco, municipio de Malinaltepec y El Paraíso, municipio de Ayutla, así como el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, el Consejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña, el Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos José María Morelos y Pavón (Centro Morelos), la Red Guerrerense de Organismos Civiles de Derechos Humanos y el colectivo El Grito.

“Ante el golpe artero de los poderes Legislativo y Ejecutivo del estado que de tajo desconocieron nuestros derechos conquistados, como pueblos levantamos la voz contra los gobiernos racistas que sin consultarnos aprobaron una reforma constitucional que violenta nuestros derechos”, dice el escrito que cuestiona la reforma al Artículo 14 constitucional en materia de derechos y cultura indígena.

Luego advierte que a pesar de este “atraco” los indígenas son los dueños primigenios “de este enclave sureño de vastas riquezas naturales”, y “herederos de una civilización que ha sabido preservar una cultura basada en el respeto a nuestra madre tierra y a nuestros derechos colectivos”, señalaron.

“En contrapartida los gobiernos usurpadores se han empeñado en saquear y desaparecernos como pueblos originarios, sin embargo aquí estamos de pie para emprender otra batalla más”, advirtieron.

Mediante este escrito los organismos recuerdan que en 1995 los pueblos indígenas de la Costa-Montaña decidieron hacer frente a la inseguridad, originada por las mismas autoridades y corporaciones policiales que se coludieron con las bandas delincuenciales para institucionalizar el atraco al amparo del poder.

Agregan que ante esta amenaza los pueblos indígenas se vieron obligados a organizarse para defender su patrimonio y hacer valer sus derechos, “inspirados en la lucha de nuestros antepasados aplicamos nuestro sistema de seguridad y justicia y logramos revertir los índices de criminalidad en un 90 por ciento, recuperando el control de nuestras instituciones encargadas de procurar justicia y reeducar a quienes han causado daño a la comunidad”.

Sin embargo, la respuesta de “los de arriba” no se hizo esperar y el gobierno mestizo “que es cómplice de la corrupción se obstinó en perseguirnos y amenazarnos, encarcelando a nuestras autoridades para causar temor y contener nuestra capacidad para organizarnos”.

El documento continúa describiendo que juntos habían logrado que las autoridades del estado reconocieran en la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura Indígenas que la Policía Comunitaria es legal y legítima, y que además:

“… es un aporte trascendente que enriquece la pluralidad jurídica del estado y del país, como lo han reconocido los relatores especiales de pueblos indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, denunciaron que a pesar de esta gran contribución, “hoy los poderes Ejecutivo y Legislativo de manera perversa se aliaron para que de un plumazo quitaran de tajo el carácter constitucional que tenía nuestra Policía Comunitaria, con el fin de encapsularnos y supeditarnos a leyes que violentan nuestros derechos colectivos”.

Para la CRAC y las agrupaciones solidarias, las reformas aprobadas el 27 de julio por los diputados locales, son una “contrarreforma urdida por el Ejecutivo y aprobada a pie juntillas por los diputados, con la finalidad de criminalizar las funciones esenciales de nuestro sistema de seguridad y justicia comunitaria”.

Por las razones expuestas protestan públicamente y advierten que, como pueblos originarios de la Costa-Montaña, donde nació el proyecto de la Policía Comunitaria, “defenderemos con la ley en la mano este modelo ejemplar que nos ha garantizado la paz y la seguridad en nuestros territorios”.

Reprochan que “esa legislatura de triste memoria ignoró que en Ayutla de los Libres, donde habitamos los na’savi y me’pha se diseñó el histórico plan para derrocar a Santa Ana y luchar por la instauración de un gobierno democrático”.

Recuerdan que fue en este mismo municipio donde decidieron como pueblos nombrar a “nuestras autoridades municipales por usos y costumbres, es decir, en nuestras asambleas comunitarias. Esta lucha tenaz fue una demostración de que nuestros derechos tienen que ser respetados por las instituciones del Estado y los mismos partidos políticos”.

Destacan que de esta misma forma nació la Policía Comunitaria, en las asambleas de los pueblos y “haciendo valer nuestro derecho a la consulta y en ejercicio de nuestra autonomía”.

Aclararon que los pueblos no son vasallos de los gobiernos “usurpadores, ni súbditos para que nos impongan leyes que nos sojuzgan. Ostentamos la titularidad de nuestros derechos, le pese a quien le pese”.

Igualmente, se declararon sujetos de derecho “no objeto de políticas asistencialistas”.

Así, convocaron a los pueblos hermanos a que “con la fuerza de la razón y la legitimidad de nuestras luchas, increpar al poder levantando nuestra voz ante los tribunales que han sabido reconocer nuestros derechos y a nuestra Policía Comunitaria, que es un modelo ejemplar reconocido en leyes nacionales e internacionales”.

Añadieron que, ante la aprobación de esta contrarreforma, “por esta agónica legislatura”, hacen un llamado los ayuntamientos “a no ser cómplices de esta decisión que atenta contra nuestros derechos, y más bien hagan valer su poder para rechazar esta ley y apoyar los recursos legales que como pueblos indígenas interpondremos ante las instancias competentes”.

Finalmente, adviertieron que: “con el derecho que nos asiste hacemos público que acudiremos a las instancias correspondientes para revertir esta reforma y afianzar mejor nuestra organización, para defender y consolidar el proyecto histórico de nuestra Policía Comunitaria que nació para garantizar la seguridad y la paz tan ausente en nuestro estado”.

#Guerrero

Desplazados de la Sierra regresan a sus casas resguardados por militares

La caravana se compone de más de mil 600 personas, entre estos 400 niños, algunos de días de nacidos, que regresaron a sus comunidades.

Por Luis Jijón León, 2018-11-17 13:15

Guerrero.- Bajo un fuerte resguardo de militares y policías, este sábado familias desplazadas por la violencia de ocho comunidades de la sierra regresaron a sus casas, tras cinco días de permanecer refugiados en Chichihualco (Leonardo Bravo).

Antes del mediodía, militares y policías arribaron a la cabecera municipal de Leonardo Bravo para dar acompañamiento a la caravana de más de mil 600 personas, entre estos 400 niños algunos de días de nacidos, que regresaron a sus comunidades.

Las familias desplazadas comenzaron a llegar a Chichihualco desde el martes, luego de la irrupción el domingo de policías comunitarios de Heliodoro Castillo (Tlacotepec) a Filo de Caballos que dejó casas y vehículos incendiados además de siete muertos.

El gobernador Héctor Astudillo Flores afirmó que la violencia en la Sierra era un asunto delicado “de seguridad nacional”, y que para el gobierno estatal los responsables de estos hechos son los supuestos policías comunitario que no responden a los intereses de la población.

Los enfrentamientos en la sierra, la principal zona productora de goma de opio del país, dejó también el cierre de 50 escuelas y más de tres mil estudiantes sin clases.

#Chilpancingo

Ford cerró porque le duplicaron la cuota de extorsión en Chilpancingo

El empresario Pioquinto Damián criticó que los gobernantes utilicen el presupuesto como patrimonio familiar y se conviertan en empresarios.

Por Luis Jijón León, 2018-11-17 12:14

México.- Además de las bajas ventas, la agencia de la trasnacional Ford cerró en Chilpancingo porque “le quisieron duplicar la cuota” que paga cada mes a delincuentes, informó el expresidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en el municipio, Pioquinto Damián Huato.

En entrevista telefónica, el empresario dijo que “la economía se está secando en Chilpancingo”, y criticó que los gobernantes utilicen el presupuesto como patrimonio familiar y se conviertan en empresarios.

Pidió al próximo coordinador del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, que las obras que ejecute la federación en la entidad sean asignadas a empresas locales.

A finales de octubre se dio a conocer el cierre de la Ford en la capital luego de las bajas ventas y la violencia, sin embargo, la empresa no explicó las causas de su salida de la capital.

La semana pasada, el secretario de Fomento y Desarrollo Económico del estado, Álvaro Burgos Barrera, confirmó que la distribuidora de autos Ford suspendió de manera definitiva sus operaciones en la ciudad “por falta de ventas y no por inseguridad”.

Sin embargo, el empresario Damián Huato dijo que además de la situación económica que enfrenta el municipio, la Ford se fue por el problema de la inseguridad.

“A mí me dijeron que les estaban cobrando una cuota de miles de pesos al mes, después le quisieron duplicar la cuota y obviamente para ellos ya no era un negocio así que decidieron cerrar”, comentó. El empresario dijo que desconocía cuánto era lo que pagaba la agencia de cuota de manera mensual.

Damián Huato dijo que “la economía se está secando en Chilpancingo” y lamentó que sean los propios gobernantes quienes se hagan empresarios con el recurso público.

“Aquí el problema que tenemos es que los que gobiernan no se han conformado con sus enormes salarios, con sus privilegios, todavía utilizan el presupuesto como patrimonio familiar, ellos construyen, ellos compran, gobiernan y se convierten en empresarios para poder amasar el recurso del presupuesto”, comentó.

Dijo que está bien que los funcionarios se bajen los salarios, pero sería mejor que “dejaran de ser ellos los empresarios y dejar que los empresarios hicieran su chamba”.

#Chilpancingo

“Chilpancingo clama por un rescate financiero o colapsará”: Gaspar

El alcalde explicó que el pago de nómina representa un gasto de 32 millones de pesos mensuales para los 3 mil 250 trabajadores.

Por Luis Jijón León, 2018-11-17 10:40

Chilpancingo, Guerrero.- Si no hay un rescate financiero del gobierno federal habrá un colapso de la en el Ayuntamiento de Chilpancingo y no podrán pagar salarios a los 3 mil 250 trabajadores, advirtió el alcalde Antonio Gaspar Beltrán.

Anoche, en un video dirigido a los capitalinos a través de la página oficial de Facebook del Ayuntamiento, el alcalde dijo que Chilpancingo “clama auxilio” ante el quebranto financiero que enfrenta.

Esto, a decir del alcalde, ya se lo hicieron saber al presidente electo Andrés Manuel López Obrador en su casa de transición en la Ciudad de México, donde entregaron un oficio en el que explican las condiciones del municipio.

“En el tema del rescate financiero es un déficit que está ahogando a la administración municipal, un déficit de 20 millones de pesos mensuales, si no hacemos algo, si no propiciamos el rescate financiero estaremos observando un colapso en las finanzas municipales que no tardará mucho en verlo y que esto representará estar en estado de insolvencia para el pago de nómina y para la administración municipal en su funcionamiento”, advirtió.

Explicó que el pago de nómina representa un gasto de 32 millones de pesos mensuales para los 3 mil 250 trabajadores, sin embargo, enfrenta un déficit de 15 millones en el pago de salario cada mes.

Para reactivar la infraestructura urbana del municipio necesita tres mil millones de pesos para realizar obras de agua potable, áreas recreativas y acciones por la seguridad, comentó el alcalde.

Gaspar Beltrán dijo que el municipio cuenta con el apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores, pero es al gobierno federal, a través de la Cámara de Diputados, a quien le corresponde analizar la situación del municipio y determinar si hay condiciones del rescate financiero.

De acuerdo con declaraciones del alcalde, el municipio enfrenta una deuda institucional de 500 millones de pesos.