Tlachinollan, Guerrero.- Colombia de Guadalupe, Guerrero, octubre de 2017. La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias – Policía Comunitaria (CRAC-PC) conmemoró el 14 y 15 de octubre su XXII Aniversario.

Diversas organizaciones sociales, autoridades comunitarias de la Montaña, mujeres, colectivos, académicos y estudiantes del estado de Guerrero y otras partes del país acudieron a Colombia de Guadalupe, Malinaltepec, Guerrero y reafirmaron su compromiso para continuar la articulación y resistencia en defensa de los sistemas normativos, la defensa del territorio, la lucha de las mujeres en los espacios comunitarios, por las personas desaparecidas y por las violaciones a los derechos humanos que se agudizan en el país.

Desde las Montañas de Guerrero se alzó el grito de justicia y verdad y contra el poder caciquil omnímodo y los poderes fácticos en Guerrero, recordando que la policía comunitaria ha luchado durante 22 años para que los pueblos tengan su propia seguridad ante la ausencia del gobierno estatal y federal.

Comunidades, organizaciones sociales y colectivos se organizaron en cuatro mesas de trabajo que en un primer momento les guió en el encuentro para fortalecer y construir acuerdos frente al contexto que se vive en Guerrero y en México.

La primera mesa trató sobre la reforma constitucional del estado de Guerrero en materia de derechos indígenas y afromexicanos, revisaron las acciones que se realizarán ante el Congreso del Estado. Previeron la creación de una comisión de autoridades comunitarias y representantes de organizaciones sociales para dar un ultimátum al Congreso y de manera prioritaria atienda y apruebe la Ley Constitucional del Estado de Guerrero en materia de Derechos de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos.

En la segunda mesa se discutió el Reglamento Interno del Sistema Comunitario de Seguridad, Justicia y Reeducación de la Montaña y Costa Chica de Guerrero y se modificaron algunos apartados entre ellos está que […] “En todo momento existirá unidad y apoyo mutuo entre todas las comunidades, de manera que cualquier situación que atente contra algún elemento de una comunidad, su espacio aéreo, agua, suelo, subsuelo, flora, fauna, tradiciones culturales, tradiciones productivas o tradiciones organizativas, será tomada como un agravio a la totalidad del sistema y al territorio comunitario.”

La tercera mesa, giró en torno a las acciones para la defensa del territorio, las amenazas a las comunidades frente a los monstruos del extractivismo, quiénes amenazan a los pueblos. Se acordaron acciones que los pueblos en resistencia tienen que tomar frente a los embates del sistema capitalista. En las participaciones relataron sus experiencias y nuevas propuestas para la defensa de sus territorios ante las amenazas de megaempresas que atentan contra sus costumbres y tradiciones, así como los riesgos a la salud y la destrucción de la flora y la fauna.

En la cuarta mesa estuvieron las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, se actualizó a los pueblos sobre la situación actual del caso y sobre las acciones que realizarán para continuar con la exigencia de verdad y justicia y para lo que se necesita de la articulación con las luchas en el estado de Guerrero y el país, como lo es la CRAC-PC.

Hubo también una mesa específica sobre la participación de las mujeres en el sistema comunitario. Todas las mujeres coincidieron que hay un sistema patriarcal que las oprime, sin embargo, aseveraron que tienen que conquistar los espacios y romper los obstáculos que se les atraviesan para que su labor sea reconocida, visibilidad y respetada, pues su aporte es fundamental para fortalecer el movimiento social de Guerrero y  de México.

El domingo 15 de octubre las nuevas autoridades tomaron protesta y realizaron la marcha por la comunidad de Colombia de Guadalupe, Malinaltepec Guerrero, comunidad emblemática por su lucha en defensa de su territorio y contra la minería a cielo abierto en la Montaña.