Chilpancingo, Guerrero.- Integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) solicitaron a diputados de Morena exhortar al gobierno del estado, la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para que frene las más de 50 órdenes de aprehensión que existe contra comunitarios, cese el hostigamiento y liberen a los presos políticos.

Este miércoles una comisión de diputados de Morena encabezados por Jesús Villanueva Vega se reunieron con integrantes de la CRAC quienes urgieron también derogar la reforma al artículo 14 de la Constitución local de derecho y cultura indígena aprobada por la pasada legislatura y presentar su iniciativa de reforma integral a la constitución local en materia de derecho indígena y afromexicanos.

El consejo de la Crac de Ayutla de los Libres, en la Costa Chica, Arturo Campos Herrera comentó que actualmente existen 20 integrantes de la CRAC y del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la presa La Parota (Cecop) en prisión.

Además de 50 órdenes de aprehensión contra comunitarios de Ayutla, Olinalá, Humuxtitlán y San Luis Acatlán, lo cual calificó como un hostigamiento directo a la CRAC.

Campos Herrera pidió a los diputados de Morena “que se comprometan a exhortar a las autoridades a que agilicen esos procesos y que liberen a nuestros compañeros, son compañeros presos por estar defendiendo sus territorios, por estar impartiendo justicia dentro de sus territorios indígenas”.

Denunció que en el ejido Agua Caliente del Cecop continúa la presencia policíaca y sigue el hostigamiento, además de retenes de la policía ministerial “los tienen cercados a esos pueblos, los compañeros ya ni salen a trabajar con el temor de que puedan ser detenido”.

Pidió a los diputados que exhorten a las autoridades estatales y al propio gobernador Héctor Astudillo Flores para que cesen el hostigamiento, denunció que la persecución es porque quieren imponer el proyecto hidroeléctrico de la presa La Parota.

La esposa del vocero de la Cecop, Marco Antonio Suástegui quien se encuentra encarcelado en el penal de Acapulco, pidió a los diputados buscar los mecanismos para liberar a los presos políticos, la expulsión de las fuerzas policíacas de los bienes comunales y cesar la criminalización y hostigamiento.

El integrante del Frente Popular de Tlapa (FPT) Arnulfo Cerón Soriano pidió a los diputados que acudan a la zona de conflicto para que conozcan de la represión y hostigamiento de la que han sido objeto.

Cerón Soriano dijo que las esposas de los integrantes de la Cecop presos no tienen dinero para comer ni para ir a visitarlos al penal de Las Cruces, y realizarían una colecta para apoyarlas con víveres.

La integrante de la CRAC de Cochoapa, en la región de la Montaña, Kenia Hernández denunció que contra los Bienes Comunales de Cacahuatepec se han unido todos: el narco, el gobierno, la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y los empresarios, ante la resistencia de más de 15 años contra el proyecto de la presa La Parota, y pidió la intervención de los diputados.

La diputada Erika Valencia Cardona se comprometió a buscar los mecanismos para la liberación de los presos políticos, como lo propuso la esposa de Marco Antonio Suástegui, y presentar un exhorto al gobierno del estado y las autoridades de justicia para frenar el hostigamiento y la criminalización. 

En otro de los temas que discutieron con los diputados fue acelerar la derogación de la reforma al artículo 14 de la Constitución y presentar su iniciativa de reforma integral en derechos indígenas creada a través de asambleas.

Algunos de los integrantes de la CRAC les recordaron a los diputados que en campaña se comprometieron a defender a los pueblos indígenas y les pidieron no darle largas y actuar rápido para revertir las reformas.

“Esa fue nuestra ilusión que al ser mayoría Morena en el Congreso se echaría abajo la reforma anterior”, dijo uno de los integrantes de la CRAC.

Otro de los asistentes adelantó que la fracción de Morena no tendría la capacidad para atender ni dar respuesta a las demandas de los pueblos originarios y las organizaciones sociales, el diputado Antonio Helguera Jiménez pidió que dieran un voto de confianza y les aseguró que trabajarían de lado del pueblo, dijo que en la legislatura pasada solo contaban con una diputada, pero en la actual eran mayoría y podrían impulsar leyes.

Acordaron otra reunión en octubre tras la integración de las comisiones en el Congreso para dar seguimiento a la derogación de dicha reforma e interponer una controversia constitucional.

En la reunión también estuvieron los diputados Aristóteles Tito Arroyo, Nilsan Hilario Mendoza, y Perla Xóchitl García Silva.