Acapulco, Guerrero.- Una decena de promotores y creadores culturales de Acapulco a los que el ayuntamiento les adeuda el pago de proyecto culturales desde 2016, llevaron a cabo una protesta para exigir al alcalde perredista Evodio Velázquez Aguirre, cumpla con los compromisos contraídos con ese sector social.

Aun cuando el responsable directo del adeudo a los creadores fue el exsecretario de Sedesol municipal, Víctor Aguirre Alcaine, quien recortó la cantidad original que se les iba a pagar y se quedó con parte del dinero, en la protesta ninguno lo mencionó.

Esta mañana, unos 15 activistas culturales, encabezados por la  narradora Iris García Cuevas, la maestra Silvia Salazar, el escultor Jorge Alfaro, la bloguera de Acapulco Cultura, Fiorella Sotelo Buila; el pintor Gerardo Naranjo, el pintor Héctor Correa, entre otros, se colocaron en la entrada del ayuntamiento con una tira de papel donde escribieron: "exigimos al ayuntamiento pago inmediato de adeudos a proyectos culturales y maestros de artes, transparencia en destino de los recursos", así como  una investigación de los documentos supuestamente robados de la dirección de Cultura, donde el director Julio Zenón ya abandonó el cargo.

Los activistas se reunieron con personal menor de la Secretaría de Desarrollo Social municipal (Sedesol) Jereli Astudillo, encargada de despacho de Sedesol, Felipe Curi, secretario general de asuntos políticos y religiosos, y el director de Gobernación, Juan San Román. Ninguno con capacidad de solucionar la petición de adeudos, pues no hubo en esa reunión algún encargado de Finanzas.

A los maestros de la Orquesta Juvenil e Infantil de la Progreso, les deben 8 meses de sueldo.

La suma total del adeudo es de 972 mil 900 pesos, correspondiente a 20 personas: 11 maestros de educación artística , 8 maestros culturales y tres maestros de la orquesta Progreso.

Iris García dijo que en una reunión anterior con regidores, les informaron que no había recursos para pagarles porque el dinero provenía del gobierno federal a través del Fortamum, por lo que han comenzado a  realizar solicitudes de transparencia a través del IFAI para saber en qué fueron utilizado esos recursos destinados a la Dirección de Cultura.

Los adeudos a los creadores se originaron cuando fue secretario de Sedesol municipal, Víctor Aguirre Alcaine, actual aspirante a acalde de la coalición del PRD, PAN, Movimiento Ciudadano.

Víctor Aguirre fue respaldado entonces por los consejeros de cultura encabezados por Jesús Carranza y Enrique Moreno Martínez (El Pajarito), este último confirmó la entrega de una parte del dinero de los proyectos ganadores de un estímulo económico por parte de la Dirección de Cultura de Acapulco.

Víctor Aguirre, secretario de Desarrollo (Sedesol) municipal sólo les entregó 7 mil pesos, que se sumaron a los 10 mil pesos entregados anteriormente a los creadores titulares de dichos proyectos. Unos 17 mil pesos, de 50 y 40 mil pesos que debió pagarles por los proyectos.

Moreno Martínez dijo entonces que “hubo el compromiso del secretario (Víctor Aguirre Alcaide) de darles a todos parejo los 50 mil pesos prometidos para marzo, ya que bajen los recursos”.

En total, fueron 10 proyectos los ganadores de tal estímulo desde mayo de 2016 cuando se anunciara la convocatoria y en junio cuando se dio a conocer a los seleccionados, quienes recibirían un estímulo de hasta 50 mil pesos.

Más tarde, Víctor Aguirre modificó ese monto arbitrariamente quedando en 20 mil pesos,  recibiendo los creadores un primer pago de 10 mil pesos.

Los creadores y promotores ganadores y sus proyectos son: Acapulco Noir, de Iris García Cuevas (que ya se ejecutó); Banda de música infantil y juvenil de Ejido Nuevo, de Olimpo Pineda Casas; Teatrinfantil, de Norma de Anda Hermoso; Tianguis Cultural Hydro, de Abraham Chavelas (que está en proceso); Acapulco Cultura, de Fiorella Sotelo Buila; Día Mundial del Malabarismo, de Rey Rhobin Vázquez, y Acapulco cómic de Ignacio Ocampo Rodríguez.

Asimismo, Tierra mágica: taller de cerámica, de Viviana Hernández Pezano; Construyendo sueños: taller de pintura, de Gerardo León Naranjo, Notas recicladas, de Héctor Correa Maciel, y Me llamo mar, de Monserrat Bello Mendoza.