México, (Notimex).- Un grupo de investigadores diseñó un nuevo sensor de Imagen por Resonancia Magnética (IRM, por sus siglas en inglés) para detectar el calcio dentro de las neuronas, esto permitirá visualizar la actividad en lo profundo del cerebro.

El dispositivo desarrollado por científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) que realiza mediciones no invasivas de calcio podría revelar el papel de las neuronas en diferentes tipos de comportamiento.

Mediante el uso de esta técnica, se pueden rastrear los procesos de señalización dentro de las neuronas de animales vivos, esto permite vincular la actividad neuronal con comportamientos específicos.

El calcio, importante en las neuronas, es una molécula de señalización crítica para la mayoría de las células, indicó el MIT.

La obtención de imágenes de calcio en las células del cerebro revelaría cómo las neuronas se comunican entre sí. Sin embargo, las técnicas actuales sólo penetran pocos milímetros en el cerebro.

Los especialistas probaron el sensor en ratas, inyectándolo en el cuerpo estriado, región profunda del cerebro que está involucrada en la planificación del movimiento y el aprendizaje de nuevos comportamientos.

Después usaron iones de potasio para estimular la actividad eléctrica en las neuronas del estriado, donde midieron la respuesta de calcio en esas células.

Alan Jasanoff, autor principal del artículo publicado en Nature Communications, espera usar esta técnica para identificar pequeños grupos de neuronas involucradas en comportamientos o acciones específicas.

Este método además de medir de manera directa la señalización dentro de las células, ofrecería información de mayor precisión sobre la ubicación y momento de la actividad de las neuronas que la IRM tradicional, que calcula el flujo de sangre en el cerebro.

“Esto podría ser útil para descubrir cómo diferentes estructuras en el cerebro trabajan juntas para procesar estímulos o coordinar el comportamiento”, mencionó.

Con modificaciones adicionales la técnica podría usarse para realizar imágenes de diagnóstico del cerebro u otros órganos como el corazón, cuyas funciones dependen del calcio.