De 2009 a 2014 aumentaron los establecimientos en México, de los cuales la mayoría son micro, con 94.3 por ciento del total, según los resultados definitivos de los Censos Económicos 2014.

El director general de Estadísticas Económicas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Arturo Blancas, informó que las remuneraciones se redujeron en 5.9 por ciento, al pasar de un promedio de 121 mil 480 pesos por persona en 2008, a 114 mil 300 pesos en 2013.

Al presentar los resultados definitivos de los Censos Económicos 2014, informó que en 2014 había un total de cinco millones 654 mil 012 establecimientos, cifra superior a los cinco millones 144 mil 056 que existían en 2009, con un aumento de 1.9 por ciento.

En rueda de prensa, señaló que el personal ocupado ascendió a 29 millones 642 mil 421 personas, cifra 1.3 por ciento mayor a la de 27 millones 727 mil 406 personas que había en 2009.

Apuntó que estos resultados revelan que continúa el crecimiento de los establecimientos y el personal ocupado, aunque a un menor ritmo, debido al impacto que tuvo la crisis global iniciada en 2008 sobre el dinamismo de la actividad económica del país en años recientes.

Afirmó que la economía mexicana se caracteriza por tener muchos establecimientos pequeños, toda vez que 94.3 por ciento son micro, 0.9 por ciento son medianos, 4.7 por ciento son pequeños y 0.2 por ciento son grandes.

Si bien aumentó el número de establecimientos en el país, lo han hecho a un menor ritmo, ya que de 2004 a 2004 lo hicieron a una tasa promedio anual de 3.7 por ciento y de 2009 a 2014 lo hicieron en 1.9 por ciento, abundó el organismo.

Lo mismo ocurrió con el personal ocupado, que pasó de tasa de crecimiento promedio anual de 3.6 por ciento de 2004 a 2009, a una de 1.3 por ciento en el periodo 2009-2014.

Blancas destacó que los establecimientos micro son los más importantes en cuanto a generación de empleo, con cuatro de cada 10 (38.3 por ciento) en 2014, grandes con 26.8 por ciento, los pequeños (18.3 por ciento), y los medianos con 16.5 por ciento.

Sin embargo, agregó, los micro establecimientos sólo aportan una décima parte de la producción (9.8 por ciento), y son los establecimientos grandes los que contribuyen con la mayor producción (64.1 por ciento) y los que registran más ingresos, con 50.2 por ciento del total.

Indicó que del total de personas ocupadas en el país, 49.5 por ciento trabaja en actividades de servicios privados no financieros, mientras que el 24.3 por ciento labora en actividades comerciales y el 18.1 por ciento en establecimientos manufactureros.

El director general de Estadísticas Económicas apuntó que la subcontratación (personal no dependiente de la razón social, también conocida como outsourcing), tiende a incrementarse en el país, pues en 2014 representó 16.6 por ciento del personal contratado, desde 13.6 por ciento en 2009, y 8.6 por ciento en 2004.

Refirió que el personal ocupado subcontratado se concentra en las actividades comerciales, con 33.5 por ciento del total, seguido de los servicios no financieros con 27.4 por ciento, las manufacturas con 25.9 por ciento, y otras actividades con 13.2 por ciento.

Precisó que las empresas medianas y grandes son las que utilizan más esta modalidad de contratación, con 30.5 y 43.5 por ciento, respectivamente.

Respecto al personal ocupado a nivel nacional, 41.1 por ciento son mujeres y 58.9 por ciento son hombres en 2013, lo que revela que tiende a disminuir la brecha del personal ocupado respecto a los hombres, pues en 2008 los porcentajes eran de 39.9 y 60.1 por ciento, respectivamente.

Las mujeres tienen mayor participación en el emprendimiento de establecimientos micro y pequeños, con 49.4 y 37.9 por ciento, en cada caso, mientras que los hombres tienen mayor participación en los establecimientos medianos y grandes, con 65.7 y 64.7 por ciento, respectivamente.

Sobre las remuneraciones, que ascendieron en promedio a 114 mil 317 pesos por persona a nivel nacional, los resultados de los Censos Económicos muestran que las participaciones sociales han ganado participación, pues en 2008 representaban 17.9 por ciento y en 2013 subieron a 20 por ciento.

El funcionario del INEGI apuntó que en 2013, el 14.2 por ciento de los establecimientos reportó haber hecho uso del financiamiento, contra 11.9 por ciento de 2008, siendo los establecimientos medianos y grandes los que más lo usan, sobre todo de los bancos.

En tanto, los establecimientos micro utilizan fuentes de financiamiento no bancarias, como cajas de ahorro, familiares, proveedores y prestamistas privados, y casi la cuarta parte de estos recursos los destinan a la apertura del negocio.

Comentó que el país muestra una estructura diversificada de los establecimientos, ya que las regiones Norte y Centro tiene una vocación industrial, en el Sur y Centro-Norte es más comercial, mientras que en las penínsulas predominan los servicios.

Por último, refirió que las entidades con importantes actividades industriales son las que destacan en el crecimiento del empleo, en tanto que los mayores porcentajes de mujeres ocupadas se ubican en el sur del país.