México.- La violencia del crimen organizado en México habría desplazado a 380 mil personas en 10 años, dijo la directora del Centro de Monitoreo de Desplazamientos Internos (IDMC), Alexandra Bilak, en una reunión encabezada por la titular de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, Rocío González Higuera.

Señaló que dicho desplazamiento forzado de personas, causado por la violencia del crimen organizado es una estimación, y se considera que estas cifras estén “muy por debajo del número real”.

Precisó que la estimación corresponde al decenio de 2009 a 2018.

El monitoreo del desplazamiento forzado interno, por diversas causas –incluso conflictos y desastres naturales, por ejemplo– está incompleto, dijo.

Constituye un avance el hecho de que el gobierno mexicano reconozca la existencia del problema, expuso Bilak ante representantes de dependencias federales con quienes se reunió para analizar la problemática de los desplazados forzados en México.

Bilak realizará una visita en Chiapas para conocer la problemática de los grupos desplazados, junto con un grupo de funcionarios, encabezados por Rocío González Higuera.