México.- Sin existir notificación oficial o justificación alguna, la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, que encabeza Cristina Rascón Castro, desapareció el Premio Bellas Artes de Ensayo Malcolm Lowry.

Dicho galardón, que nació en 1986, “con la intención de fomentar el quehacer intelectual en el país”, era auspiciado por el INBA y la Secretaría de Cultura de Morelos, y tenía un estipendio de 150 mil pesos.

Y en su historia éste fue obtenido por autores como José Emilio Pacheco (1991), Ignacio Padilla (1994), Heriberto Yépez (2009) y Luis Felipe Lomelí (2018).

Además, se confirmó que la coordinadora redujo en 50 por ciento el monto que recibirá el ganador del Premio Internacional Alfonso Reyes, tal como se aprecia en las convocatorias de 2018 y 2019, con lo cual el ganador sólo obtendrá 300 mil de los 600 mil establecidos originalmente.

Dicho galardón es uno de los más importantes que entrega el INBA y en su lista de ganadores lo han recibido  autores como Jorge Luis Borges (1973), Alejo Carpentier (1975), Carlos Fuentes (1979), Octavio Paz (1985), Harold Bloom (2003) e Ida Vitale (2014), entre otros.

Ambas medidas fueron adoptadas sin que hasta el momento Lucina Jiménez, directora del INBA, o Cristina Rascón Castro, de la Coordinación de Literatura, hayan detallado los motivos.

Según las convocatorias que el INBA informó públicamente el pasado 5 de abril, durante 2019 se entregarán 20 galardones con la participación de 14 estados.

“Hemos fortalecido el vínculo con 14 estados de la República y algunas organizaciones importantes y consolidadas de la sociedad civil que se suman al lanzamiento de esta convocatoria de 20 premios que fortalecen la literatura en México, dos de ellos nuevos y los cuales aluden justamente a dicha diversidad cultural”, expresó Lucina Jiménez. Sin embargo, no detalló alguna cancelación o ajuste en los montos.

El diario Excélsior obtuvo información que pone en duda la credibilidad de los Premios Bellas Artes de Literatura, debido a que la coordinadora Cristina Rascón autorizó la apertura de las plicas (sobres cerrados y sellados que contienen los datos de cada participante) en al menos dos premios: el de Ensayo Literario José Revueltas y el de Cuento San Luis Potosí Amparo Dávila, con lo cual se ha violado la confidencialidad de los participantes y por tanto, las bases de los concursos.

El diario nacional entrevistó a uno de los concursantes a quien se le notificó la apertura de su plica sin que hasta el momento hayan cerrado la convocatoria.

Explicó que él remitió dos trabajos a través de la plataforma digital, por separado, para concursar por el Premio de Ensayo Literario José Revueltas –cuyo cierre está programado para el próximo 8 de junio–, y la plica respectiva cerrada, tal como lo marca el concurso.

“Yo envié dos volúmenes al concurso con seudónimos distintos -lo cual no es ilegal ni está impedido en la convocatoria-, pero al verificar la recepción de los trabajos, fui informado que no podía concursar con ambos. Entonces a mí se me hizo extraño que ellos supieran que había concursado con dos manuscritos porque la convocatoria aún no ha cerrado. ¿Cómo sabían que ambos textos eran del mismo autor si son inéditos y anónimos?”, cuestionó el participante que pidió proteger sus datos personales.

“Así que llamé al teléfono que tiene la convocatoria y pedí una explicación. Ahí me dijeron que abrieron los sobres y que, al darse cuenta que son del mismo autor, ya no lo registraron porque cuando capturaban los datos el sistema lo botaba, al ver que eran los mismos datos”.

Y añadió: “Le comenté que era muy grave que se abrieran las plicas porque sólo eso garantiza el anonimato de los participantes. Obviamente esto es irregular y grave porque va en contra de cualquier organización de un concurso serio, sobre todo de un premio nacional”.

El concursante cuestionó a los remitentes de los trabajos cómo era que sabían que ambos trabajos eran del mismo autor. Entonces le confesaron que los sobres eran abiertos, se vaciaba la información a una base de datos, donde se percataron de que su nombre real aparecía en dos trabajos.

El periódico Excélsior consultó a uno de los organizadores de los Premios Bellas Artes 2019 y se le preguntó si es irregular que un participante aporte dos escritos. Negó que así fuera.

Entonces el concursante llamó a la Coordinación de Literatura, solicitó una explicación, pero sólo le comentaron que se realizaría una investigación.

“Me dijeron que harían una investigación al respecto y que después me avisarían en qué había parado. Me sugirieron que, si yo gustaba, hiciera una denuncia en la Secretaría de la Función Pública, pero aún lo estoy meditando”, afirmó.

El diario consultó a los organizadores de los premios Bellas Artes y confirmó que la autorización fue avalada por la coordinadora Rascón Castro.

Premios Bellas Artes

Minificción Edmundo Valadés.

Cuento Infantil Juan de la Cabada.

Cuento Amparo Dávila.

Ensayo Literario José Revueltas.

Crónica Literaria Carlos Montemayor.

Juan Rulfo para Primera Novela.

Baja California de Dramaturgia Luisa Josefina Hernández.

Dramaturgia Luisa Josefina Hernández.

Este texto fue tomado de: https://www.excelsior.com.mx/expresiones/sin-aviso-o-justificacion-el-inba-elimina-y-reduce-monto-en-certamenes-literarios