Chilpancingo, Guerrero.-  El secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, se quejó de lo que llamó esquema  “inadecuado” que se utilizó para su comparecencia ante el pleno del Congreso del Estado como parte de la glosa del Tercer Informe de gobierno de Héctor Astudillo Flores.

A diferencia del funcionario de gobierno, la diputada de Morena Norma Otilia Hernández Martínez señaló que había resultado inmejorable el arranque de las comparecencias.

Atribuyó la molestia de los funcionarios de gobierno, a que estos estaban acostumbrados a realizar comparecencias “a modo”, situación que no sería permitida por la bancada mayoritaria.

Vía telefónica, Salazar Adame apuntó que el formato de las comparecencias, no daban margen a que los funcionarios  tuvieran derecho a una contrarréplica, a pesar de que en la parte final de la comparecencia, que en su caso terminó pasada la medianoche, se incluyeran las posturas de los integrantes de las cuatro grupos y de las tres representaciones parlamentarias.

"A uno lo ponen en un paredón de fusilamiento porque va uno a escuchar las descalificaciones de los diputados opositores, que no están de acuerdo en la manera en la que se conduce el gobierno, que no están de acuerdo con los cuestionamientos que nosotros también hacemos y nosotros tenemos que quedarnos callados porque no tenemos alternativas”, señaló.

La noche de ayer, al terminar su comparecencia, el encargado de la política interna en el estado encaró al coordinador de los diputados de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, mientras este bajaba de la tribuna.

De acuerdo con Florencio Salazar, se acercó al líder de Morena para expresarle su inconformidad sobre algunos señalamientos que este había vertido durante su participación en la comparencia, y para hacerle saber que había tenido “una intervención política sesgada”.

“No hay esa ausencia de plan y de programa (del gobierno de Astudillo Flores), pero bueno se trataba de descalificar y de decir que estamos en ceros y que no hacemos nada”, reprochó Salazar a Sandoval Ballesteros.