Cuestionado acerca de los 20 millones de pesos que, según el secretario de Desarrollo Social de Guerrero (Sedesol), Jesús Acroy Mendoza, no han sido liberados por la Secretaría de Finanzas (Sefina) del estado para pagar a más de 7 mil adultos mayores los tres bimestres que se adeudan de Pensión Guerrero, el gobernador señaló que ello se debía, “seguramente”, a la situación critica por la que atraviesan las finanzas del gobierno estatal.

Informó que la tarde del miércoles habló tanto con el encargado de la Sedesol, como con Eliseo Moyao Morales, quien encabeza Sefina, para que resuelvan, o al menos aclaren públicamente la situación.

No obstante, agregó:

“A veces se detiene por los trámites administrativos, para ser liberado. Si eso es así, pues que se proceda administrativamente y que se liberen los recursos. Si los recursos no están radicados (en Sefina), hacer la gestión ante la Federación para que lleguen”, señaló.

El mandatario estatal fue abordado tras el acto de izamiento de la bandera de recertificación Blue Flag 2015-2016, que se otorga a la playa El Palmar de Ixtapa-Zihuatanejo, acreditándola como un espacio limpio y sustentable.

Admitió que tanto los ancianos, como mucha gente en pobreza del estado recienten esta clase de situaciones. Además, recordó que, según un estudio, el 70 por ciento de los guerrerenses viven en condiciones de pobreza.

“Por supuesto que ellos (los adultos mayores), son un sector vulnerable entre miles, y millones de guerrerenses”, destacó.

Asimismo, explicó que la pobreza que impera en el estado es “ancestral”, y reiteró que no se trata de algo que haya surgido recientemente, ni en los ocho meses de su administración.